Conservadores sí votarían las objeciones a la ley estatutaria de la JEP

RAM / Aunque las bancadas de Senado y Cámara del Partido Conservador no han tomado una decisión oficial, la colectividad se ha mostrado a favor de las objeciones presentadas por el Gobierno a la ley estatutaria de la Justicia Especial de Paz.

El presidente del conservatismo, Ómar Yepes, afirmó que las mayorías ya se pronunciaron en el plebiscito y las elecciones presidenciales, rechazando algunos aspectos del proceso con las Farc.

Según Yepes, estas objeciones no ponen en peligro la implementación del acuerdo firmado en el teatro Colón. 

“Las minorías pretenden acorralar al país y eso no se puede permitir. Están en derecho de actuar, pero las mayorías deben pronunciarse y asumir su responsabilidad, no es el momento de vacilaciones”, dijo.

“El señor presiente objetó parcialmente seis artículos de 159 de la ley estatutaria de Justicia Especial de Paz, las cuales no pretenden ponerle trabas al acuerdo, así lo dijo con toda claridad. Por eso debemos respaldarlo categóricamente”, indicó.

El Partido Liberal anunció por su parte que no votará estas objeciones, tras considerar que son improcedentes.

El presidente del Congreso, Ernesto Macías, espera que antes del 20 de junio las plenarias ya hayan tomado una decisión sobre los reparos expresados por el Gobierno.

El presidente del Partido Conservador, Omar Yepes Álzate, a propósito de las objeciones presentadas a la ley estatutaria de la JEP por el Presidente Iván Duque:

“Es bueno recordarle al país que las mayorías nacionales se han expresado en dos oportunidades: primera, en los resultados del plebiscito, segunda, en las elecciones presidenciales. En ambas ocasiones se respaldaron políticas que reclamaban algunos ajustes al acuerdo con las Farc.

Las objeciones del presidente a algunos apartes de la Ley Estatutaria de la Justicia Especial para la Paz (JEP) no pretende ponerle trabas al acuerdo de paz con las Farc. Así lo dijo con entera claridad el señor presidente, simplemente se pretende

“realizar objeciones a 6 de los 159 artículos de la Ley por razones de inconveniencia e invitar a que el Congreso de la República las debata constructivamente”.

Buscar definir la obligación de los victimarios de reparar integralmente a las víctimas, aclarar las competencias de la justicia ordinaria inclusive en los casos de extradición, definir atribuciones del Alto Comisionado para la Paz, garantizar la acción penal frente a los crímenes de lesa humanidad, excluir los delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes de la justicia transicional, y la pérdida de beneficios de quienes reincidan en las actividades criminales, no puede considerarse como

“una puñalada al proceso” como lo afirman los exlíderes guerrilleros, ni choque alguno con la Corte Constitucional por ejercer una función atribuida por la Carta como es la de poder objetar total o parcialmente normas expedidas por el legislativo.

¿Dónde queda entonces la socorrida “separación de poderes”?

La carga contra la decisión presidencial ha sido excesiva por parte de sus críticos habituales.

El tiempo es llegado para que los partidos que respaldan al gobierno actúen con claridad, decisión y fortaleza.

Las minorías pretenden acorralar al país y ello no se debe permitir. Están en su derecho de actuar, pero las mayorías deben pronunciarse y asumir su responsabilidad. No es momento de vacilaciones.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *