• Segunda temporada de lluvias: alcaldes deben activar sus planes de contingencia

    En octubre y noviembre las lluvias se incrementarán por encima del 40% en la región Andina.
     
     
    La Gobernación de Risaralda a través de la Coordinación Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, CDGRD, recomienda a las alcaldías y organismos de socorro, activar sus planes de prevención y atención, ante el incremento de lluvias y probabilidad deslizamientos de tierra y/o inundaciones.
     
    “Octubre y noviembre serán los meses con mayores precipitaciones durante esta temporada de lluvias, que pueden aumentar considerablemente por el paso de ondas tropicales por el Atlántico y Caribe, toda vez que continúa activa la Temporada de Huracanes, lo que incidirá directamente en el comportamiento hidrometereológico de todo el territorio nacional”, indicó Diana Carolina Ramírez Laverde, Coordinadora Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres.
     
    Agregó la funcionaria que, los sectores salud, transporte, agropecuario, de vivienda e hidroeléctrico, deben tomar las medidas necesarias para mitigar los riesgos ante  posibles inundaciones, deslizamientos de tierra, avenidas torrenciales, precipitaciones extremas, tormentas eléctricas y vendavales.
     
    Es preciso recordar que, en Risaralda varios municipios han estado en alerta roja o naranja ante la posibilidad de registrarse deslizamientos de tierra y crecientes súbitas en los ríos Otún y Risaralda.
     
    Por lo anterior, la Gobernación de Risaralda recomienda a las autoridades locales y los organismos de socorro realizar un monitoreo constante a los ríos y sectores (vías) en riesgo de derrumbes o similares, para tomar las medidas correspondientes y evitar hechos que lamentar.
     
    Recomendaciones a la comunidad
     
    • Si vive cerca de ríos o quebradas y su caudal aumenta o hay represamientos, llame a los organismos de socorro.
     
    • En paseos a ríos, si comienza a llover es mejor que se aleje inmediatamente del sitio.
     
    • Limpie los techos, canales y bajantes para evitar inundaciones en las viviendas.
     
    • No arroje basuras a la calle, esto podría obstruir el sistema de alcantarillado y provocar inundaciones.
     
    • No se exponga en zonas de riesgo de deslizamientos o inundaciones.
     
    En vendavales o tormentas eléctricas
     
    • Evite ubicarse en campos abiertos.
     
    • No se acerques a árboles, vallas metálicas, postes de energías, alambres para tender ropa.
     
    • Asegure techos, tejas y láminas de zinc y en general los objetos que podrían ser arrastrados por la fuerza de vientos.
    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *