• “Germinando vida, tiempo de cosecha”

    Los homenajes se hacen “en vida hermano”. Ana María Arenas Mejía, quien se autodefine como “Maestra”, hace rato merece uno.

    La conocí en un encuentro con jóvenes de barriadas populares que realizábamos en el refugio de “La Suiza”. Eran los años iniciales de la hoy desaparecida oficina de juventud que pusimos en marcha en la alcaldía de Pereira hacia 1992-94. Creo que ella veía esa actividad con recelo. Nunca le pregunté. En estos 30 años la vi evolucionar espiritualmente, hacerse cada vez más grande hacia adentro y humilde hacia afuera, como debe ser.  Esa faceta ya la exploramos en: https://emocionyespiritu.org/?s=Ana+Maria+arenas

    Hoy, ella presenta el libro del que es coautora y resume parte de su legado –le quedan muchos años de brega ¿o de “friega”?- así: “Es el libro fruto del proceso de sistematización de 37 años de labor social, comunitaria y educativa realizada por la Fundación Cultural Germinando, entre 1983 hasta 2021, organización sin ánimo de lucro que trabajó en sectores de alta vulnerabilidad en favor de la protección y defensa de los derechos humanos, los derechos de las mujeres y los derechos de la niñez de Pereira y de Risaralda. Aunque la Fundación también extendió su labor en territorios víctima de la violencia y el desplazamiento en otras regiones del país.

    Durante el primer capítulo Germinando declara su accionar desde la espiritualidad en acción, los frutos logrados, fluyendo como el agua, hombro a hombro, los nichos de formación, hilando la madeja de la historia, la participación, el arte, el lenguaje y la construcción de puentes simbólicos, elementos integrados en esa forma sutil de cultivar. Reconoce que es humus para la siembra desde una apuesta humanizante que trabaja incansablemente por la dignidad humana, en una labor permanente por la defensa de los derechos humanos que ha nombrado como la tenacidad ante el dolor humano.

    En el capítulo segundo se encuentra la trayectoria histórica desde 1984 a 1990 Aprendiendo a trabajar en comunidad. De 1991 a 1995 Niñez en situación y riesgo de calle. De 1996 a 2012 Incidencia en las dinámicas de ciudad. De 1999 a 2020 Priorización de la primera infancia. De 2012 a 2020 Volviendo al origen y de 2020 a 2021 Recogiendo el legado. Al final de cada capítulo encuentra el lector una historia de vida de personas a quienes Germinando les cambió su proyecto vital a partir de la incidencia que tuvo en su formación como maestras, gestores sociales y culturales.

    Reconocemos que el libro es un texto polifónico pues recoge múltiples voces testimoniales de personas que desde distintos ámbitos y perspectivas fueron testigos de la acción transformadora desde la educación popular, el arte, los círculos de palabras y las experiencias lectoras y productoras de texto. La fuerza del cambio se centra en la formación de calidad que ofreció la Fundación en temas centrales como la garantía de derechos de la niñez, la planeación con perspectiva de género, la pedagogía por proyectos, el arte, y los procesos de comprensión lectora y producción escrita.

    Este legado lo queremos entregar para compartir la cosecha, la memoria reflexiva de nuestras acciones con las comunidades y para que sirva de referente, de inspiración y de motivación para otros procesos de educación popular basados en el arte orientados al fortalecimiento de la dignidad humana. Queremos que quienes lean el libro redescubran qué caracterizó la siembra, la germinación y el cultivo de la cosecha de años de labor, llena de amor ventiao”  (El libro completo, aquí: https://tinyurl.com/ykacxxb3 )

    Facebook.com/orlandoparragopinion – Instagram.com/opinionorlandoparrag – Twitter.com/orlandoparrag   – youtube.com/user/ciberplural

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *