• Demencia: riesgo 6 veces mayor para quienes padecen esta enfermedad subyacente

    ¿Sabías que la característica más insidiosa de la demencia es que los síntomas que causa son difíciles de reconocer al principio? De acuerdo con un nuevo estudio, existe una condición de salud subyacente que suena como una campana porque aumenta seis veces el riesgo de desarrollar demencia más adelante en la vida. Justamente para que puedas estar prevenido, enumeramos los síntomas más comunes de la demencia a los que debes de mantenerte atento y consultar cualquier síntoma con un especialista.

    Tener diabetes tipo 1 te hace seis veces más propenso a desarrollar demencia más adelante en la vida

    Un nuevo estudio publicado en la revista Neurology encontró que las personas con diabetes tipo 1 tenían seis veces más probabilidades de desarrollar demencia. Los investigadores dijeron que los pacientes tratados por eventos glucémicos importantes causados ​​por la diabetes eran más propensos a desarrollar demencia.

    “Para las personas con diabetes, tanto los niveles altos como bajos de azúcar en sangre son emergencias que deben evitarse”, dijo Rachel Whitmer, autora principal del estudio y profesora de la Facultad de Medicina Davis de la Universidad de California, sobre la investigación. “Sin embargo, cuando ocurren, pueden provocar coma, aumento de las hospitalizaciones e incluso la muerte ” .

    Demencia: si ha sido tratado tanto por niveles altos como bajos de azúcar en sangre, tiene un riesgo 6 veces mayor

    De acuerdo a la Alzheimer ‘s Association, “la demencia es un término general para un deterioro grave de la capacidad mental que interfiere con la vida cotidiana. La pérdida de memoria es un ejemplo. El Alzheimer es el tipo más común de demencia.”

    Algunos de los síntomas más recurrentes de esta enfermedad son:

    • Pérdida de memoria
    • Dificultad para concentrarse
    • Afectaciones en la percepción visual
    • Problemas en el razonamiento y juicio.

    Los resultados del estudio previamente mencionado mostraron que: 

    • Los pacientes que experimentaron un evento hipoglucémico significativo vieron un 75% más de riesgo de desarrollar demencia.
    • Aquellos con hiperglucemia severa vieron el riesgo de duplicarse.
    • Aquellos que habían experimentado ambos (eventos graves hipoglucémicos e hiperglucémicos) tenían seis veces más probabilidades de ser diagnosticados con demencia.

    “Nuestros hallazgos muestran que los episodios glucémicos graves pueden tener efectos a largo plazo sobre la salud del cerebro . “Es una razón adicional para que las personas con diabetes eviten episodios glucémicos graves a lo largo de sus vidas”, dijo el Dr. Whitmer.

    La diabetes puede afectar el flujo sanguíneo al cerebro, lo que la convierte en un factor de riesgo de demencia.

     La diabetes tipo 1 es una afección crónica en la que el páncreas produce poca o ninguna insulina. Esta es la hormona necesaria para permitir que los azúcares entren en las células y les den energía. A diferencia de la diabetes tipo 2, que a menudo se asocia con la obesidad y la alimentación poco saludable, la diabetes tipo 1 se asocia más a menudo con una predisposición genética o virus específicos, y generalmente se desarrolla en la infancia o la adolescencia temprana.

    Debido al daño que puede causar a los vasos sanguíneos, la diabetes se considera un factor de riesgo de demencia vascular. Este tipo de demencia ocurre debido a un daño cerebral que a menudo es causado por un flujo sanguíneo reducido o bloqueado al cerebro. 

    La atención preventiva es importante para reducir el riesgo de demencia causada por la diabetes.

    Desgraciadamente, se infiere que el número real de personas que desarrollaron demencia probablemente sea mayor de lo que indican los resultados. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que la asociación entre la demencia y los episodios glucémicos graves muestra lo importante que es para cualquier persona con diabetes controlar adecuadamente su condición. Para esto, es invaluable el acompañamiento de un médico especialista en el tema y que haya un tratamiento totalmente personalizado al paciente.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *