Autor de masacre en Nueva Zelanda transmitió su ataque por Facebook

En las imágenes se ve cómo el individuo recorre las habitaciones de la mezquita de Al Noor y dispara con armas semiautomáticas contra personas indefensas.

Las escalofriantes imágenes, capturadas en primera persona, muestran al atacante como si fuera el protagonista de un videojuego bélico: inicialmente escoge sus armas en el baúl de su vehículo, luego se dirige sin prisa a la mezquita, empieza a disparar incluso antes de entrar. Los cuerpos caen.

Luego, con total tranquilidad, sale de la edificación, balea a posibles testigos en la calle, camina a su vehículo (que ha dejado abierto) escoge otra arma, regresa al lugar de la matanza y dispara nuevamente a los cuerpos que yacen tendidos por todo el lugar.

La policía lanzó un llamado para no compartir en las redes sociales estas “imágenes extremadamente insoportables”.

En los ataques, que se produjeron a plena luz del día y en momentos en que los centenares de musulmanes realizaban la oración de los viernes, murieron 41 personas en la mezquita de Al Noor, muy cerca del Jardín Botánico, y otras 7 en la mezquita de Linwood, a unos 6,5 kilómetros al este de la primera.

Otra persona murió después en un hospital de la ciudad donde se atiende a unas 48 personas heridas de bala, entre ellos niños.

El agresor, que vestía ropa militar y habría publicado en las redes sociales un manifiesto con calificativos peyorativos contra los musulmanes, se cree que es Brenton Tarrant, un ciudadano australiano de 28 años de edad de la localidad de Grafton.

Pero el comisionado de la Policía neozelandesa, Mike Bush, se negó a identificar al atacante, al limitarse a decir que “tiene casi treinta años y comparecerá ante los tribunales mañana” para responder a cargos por asesinato por cada una de las víctimas.

En una de las mezquitas se encontraba el equipo completo de cricket de Bangladesh, pero los jugadores lograron huir a través de un parque aledaño al edificio.

“Están sanos y salvos, pero en estado de shock. Pedimos al equipo que se quedaran confinados en su hotel”, declaró a la AFP un portavoz. El juego que ese equipo debía disputar contra la selección de Nueva Zelanda fue cancelado.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *