• 36 jóvenes de Risaralda se convierten en los “capitanes” de su propia vida

    La escuela de liderazgo “Jóvenes Liderando la Reconciliación” es unos de los proyectos sociales de mayor relevancia en el gobierno Sentimiento de Todos.

    Durante tres días, 36 jóvenes integrantes de la escuela de liderazgo y otros procesos de proyección social participaron en el primer Diálogo Intercultural mediante el taller Liláh “El juego de la vida”, con el objetivo mejorar sus habilidades y destrezas para ponerlas al servicio de sus pares a través del trabajo que desarrollan en las diferentes comunidades.

    La directora de Familias e Inclusión Social de la secretaria de Mujer, Familia y Desarrollo Social se refiere a este proceso como un punto esencial en el trabajo que desde hace 6 meses se viene desarrollando con los jóvenes que llegaron de diferentes colectivos y que hoy integran la Escuela de Liderazgo Juvenil: “Jóvenes liderando la Reconciliación”, uno de los proyectos sociales más importantes de este Gobierno.

    “La escuela de liderazgo juvenil es tal vez uno de los proyectos sociales con mayor relevancia en este momento del país, los jóvenes venían manifestando la necesidad imperante de tener un rol protagónico en las relaciones de inequidad que sentían, así es como hemos venido trabajando sobre esas realidades y cómo podemos transformarla, por eso este taller es tan importante para que los jóvenes adquieran herramientas prácticas” Fabiana Betancourt Zúñiga.

    El taller estuvo orientado por el psicoterapeuta, Daniel Castro Carvajal, experto en Eneagrama, con gran trayectoria en entrenamientos de equipos a nivel nacional e internacional, quien, desde su experiencia de más de 20 años de trabajo en procesos de desarrollo humano, compartió con los participantes información y herramientas prácticas para construir una vida llena de satisfacción, eliminando comportamientos e ideas aprendidas que generan malestar y sufrimiento.

    Durante tres días de intenso trabajo, los jóvenes participantes, se dedicaron a descubrir sus habilidades, destrezas, cualidades y competencias, primero para convertirse en capitanes de su propia vida, para posteriormente ponerlos al servicio de los demás.

    Juan Manuel García, es un joven de 18 años de edad, que al igual que la mayoría de quienes hoy integran la escuela, llegó buscando oportunidades de servicio y atendiendo el llamado que el gobernador Victor Manuel Tamayo, la Primera Dama del Departamento, Nathalia Sierra Ramírez y la Secretaría de Mujer, Familia y Desarrollo Social hicieron a la juventud risaraldense para atender las necesidades y evidenciar el rol protagónico de este grupo poblacional.

    “Liláh, fue un espacio muy enriquecedor, donde se aprendieron muchas cosas sobre los mecanismos de defensa, como actuamos ante las diferentes circunstancias de la vida por medio de los sentimientos y emociones de forma errática; entendimos que a través del análisis y la comprensión podemos transformar primero nuestra vida y así servir de forma incondicional dando lo mejor de nosotros mismos. Solo tenemos agradecimientos con la Gobernación, la Primera Dama y los funcionarios, con cada granito de arena que cada quien ha aportado a través de este proceso, se han generado oportunidades que estoy seguro no las tenemos en ningún otro lado, los Jóvenes de Risaralda estamos construyendo país desde la unión, el respeto y la convergencia”.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *