• Se firmó acta de inicio para la construcción del Centro Penitenciario El Pílamo

    Entre personas privadas de la libertad, administrativos, operativos y visitantes, se estima que el centro tendrá una capacidad para alrededor de 2 mil personas y su construcción estará compuesta por 24 edificios y 8 garitas de vigilancia.

    Con la firma de su acta de inicio en Expofuturo, comienza a cristalizarse la construcción del Centro Penitenciario de Mediana Seguridad El Pílamo, un proyecto que contribuirá a reducir el problema de hacinamiento en la región y le dará un nuevo impulso económico al corregimiento de Combia.

    Se invertirán en la obra 132 mil millones de pesos, y albergará a cerca de 1.500 personas privadas de la libertad. Además, contará con una capacidad adicional de 500 personas para su personal administrativo, operativo y visitantes.

    El Centro Penitenciario estará ubicado en la vereda La Honda del Corregimiento de Combia y traerá beneficios como descongestionamiento del hacinamiento carcelario, respeto a los derechos humanos, condiciones dignas para los internos y beneficios económicos para el sector donde estará ubicada la edificación.

    En la firma del acta de inicio estuvieron presentes el Ministro de Justicia Wilson Ruíz Orejuela, el mayor General Mariano Botero director del INPEC, Álvaro Ávila Castellanos director encargado de la Unidad de Servicios Penitenciarios y

    Carcelarios USPEC, el secretario de Gobierno Departamental Israel Londoño Londoño, la gerente General de EnTerritorio María Elia Abuchaibe Cortés, el contralor Delegado para el Sector Justicia Sebastián Montoya, el Magistrado Jaime Robledo Toro, el coronel Carlos Mauricio Peña Comandante del Batallón San Mateo, el coronel de la Policía Metropolitana Aníbal Villamizar, el secretario de Gobierno de Pereira Álvaro Arias Vélez y el alcalde de Pereira, Carlos Maya.

    “Esta obra va a garantizar la generación de empleo para miles de personas que lo necesitan, en especial en el corregimiento de Combia, ya que se van a requerir servicios de restaurante y servicios de alojamiento para los familiares de los reclusos y los abogados que vienen acompañar a las personas privadas de la libertad, lo que va a permitir desarrollo en este sector de la ciudad” informó el alcalde de Pereira Carlos Maya.

    La obra estará a cargo de la empresa nacional del desarrollo territorial EnTerritorio, y contará con una infraestructura moderna y especializada para brindarles a los internos todas las garantías durante su permanencia.

    Durante la firma del acta de inicio, el Ministro de Justicia Wilson Ruiz comentó: “Quiero felicitar a Risaralda. El departamento requiere de este centro de reclusión que va a ser de mediana seguridad para 1.500 internos y se espera que en los próximos 24 meses se concrete”.

    Sobre el proceso del Centro Penitenciario, el alcalde Carlos Maya resaltó: “Desde hace ocho años se ha venido gestionando este importante proyecto para el departamento de Risaralda y gracias al Ministerio de Justicia, al ministro Wilson Ruiz, la Contraloría General de la República y la Gobernación, se ha logrado desentrabar este proceso, las obras deben empezar”.

    Y es que con el acto celebrado en Expofuturo se pone fin a una serie de requerimientos para la ejecución de la obra, como lo manifestó Israel Londoño, secretario de Gobierno de Risaralda: “logramos avanzar en un proyecto que hoy, a 18 meses de esta administración, tiene que servir como motor de activación de la economía para el departamento. Bienvenida esta obra para el desarrollo de Pereira, bienvenida su ejecución, pero también la celeridad para culminarla e inaugurarla”.

    El Contralor Delegado Sebastián Montoya, expresó durante su intervención la importancia de dinamizar este tipo de procesos: “El Contralor General Carlos Felipe Córdoba ha venido impulsando una campaña muy importante que es ¡Saquemos las Obras Adelante!. El mensaje es que no nos quedemos con elefantes blancos ni con obras inconclusas, por eso apoyamos este proyecto que es fundamental para esta región respecto a su magnitud”.

    De esta manera, las autoridades aúnan esfuerzos para resolver el problema de hacinamiento, respetando los derechos humanos de los internos y ayudándolos a incorporarse a la vida social y productiva.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *