• Crece rechazo de muchos congresistas a la Reforma Tributaria de Petro

    Los legisladores advierten que varias de las medidas que propone el Gobierno afectarán a las clases medias y populares del país.

    La reforma tributaria que radicó el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, y con la cual se busca recaudar alrededor de 25 billones de pesos en el primer año, continúa generando polémica entre varios sectores políticos del país.

    Congresistas advierten que varias de las medidas que propone el Gobierno afectarán a las clases medias y populares del país, razón por la cual consideran que muchos de esos puntos deben desmontarse de la iniciativa.

    El senador Ciro Ramírez aseguró que “me parece muy gravoso que afecte a las personas de clase media con respecto al impuesto de renta de las personas naturales, también afecta la competitividad y productividad eliminando descuentos a la compra de bienes de capital, además a los colombianos de los renglones económicos más vulnerables gravando productos que hacen parte del consumo diario, como el salchichón, las salchichas, las obleas, las golosinas”.

    Ramírez aseguró que los impuestos que se están proponiendo para el sector de hidrocarburos perjudicarán la inversión en el país y el capital se irá a otra parte.

    “Eso afectará la inversión, las empresas buscarán otros países donde sean más atractivas sus inversiones y obviamente es preciso anotar que Colombia hoy depende económicamente de sus exportaciones y de los recursos de la minería, hidrocarburos y gran parte de la inversión extranjera viene de estos sectores productivos”, indicó.

    Por su parte, el senador Carlos Fernando Motoa de Cambio Radical, advirtió que la reforma, tal y como la presentó el Gobierno, afectará la canasta familiar de los más pobres y afectará la cadena de producción de alimentos y los derechos adquiridos de los pensionados.

    “Cuando se habla de un impuesto a los combustibles, se afectará toda la cadena de abastecimiento, a los productos, a quien transporta y al tendero o a quien vende en un determinado local comercial en cualquier lugar del país”, sostuvo.

    “Rechazo el impuesto a los pensionados, aunque se dice que solo es el 3% de los pensionados, creo que no es una condición que no genera equidad, no es justo con quien contribuyó en su etapa laboral, que hoy sea afectado por la inflación y más cuando ellos cotizan un 12% por encima de los trabajadores que están en vida productiva, que cotizan sobre el 4%”, manifestó.

    Sin embargo, la senadora Aida Avella defendió el proyecto y antes propuso que se debería implementar una medida de aporte voluntario a los colombianos.

    “El que quiera y pienso que deben haber rubros, el que gane menos de 10 millones y que tenga la posibilidad de contribuir por ejemplo para los adultos mayores, que en la actualidad no tienen como vivir”, sostuvo.

    El ministro de Hacienda continuará adelantando reuniones con las bancadas en el Congreso y con las Comisiones Económicas de Senado y Cámara para seguir socializando la reforma y lograr los consensos que se necesitan para sacarla adelante.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.