• Voto alternativo y … harakiri (1)

    Orlando Parra / Columnista – Haz Plural

    El “No todo vale” sonó como slogan en la campaña presidencia de Mockus en el 2010. La Ola Verde trataba de darle algo de decencia a las prácticas políticas en Colombia donde lo tradicional es que aspirantes a gobernar hagan “de todo” y “con quien sea” para ser electos.  Desafortunadamente, al mirar ciertas listas, queda claro que el “No todo vale”, ha quedado muy mal herido, desde que la vanidad y la ambición de algun@s superó sus convicciones.

    Ser alternativo pasa esencialmente por un racero ético-moral a lo largo de la vida de la persona, por un comportamiento como dirigente, como funcionario y recordemos que lo ético NO es simplemente NO tener ninguna sanción en ese chiste perverso que son nuestros organismos de control: muchos conocemos excelentes y honestos funcionarios sancionados e investigados, así como personajes sin una sola sanción e incluso sin investigaciones. ¡Como si en éste pueblito, donde todo se sabe, algo se pudiera esconder!

    Sin embargo, en esta época del selfi, de la foto, de las redes sociales; tal como lo enseña Trump y otros (…) muchos caen: “Me gusta la gente que lo ha acogido y rodeado” me contesto un joven cuasi abogado de 24 años. Pero, a veces NO es ingenuidad -gente de más de 60 años difícilmente lo es- sino el desespero por conseguir “electoreros”, también hay “estrategas” torpes de por medio; curiosamente un líder y por ende co-responsable de tal desastre me decía “Más de un dirigente ingenuo sin saberlo, termina entregando un proceso de manera estúpida” y las consecuencias se han visto. Por ejemplo, años atrás en Pereira fue elegido por y para los alternativos un Concejal:  muy amable, muy querido, ¡pero que de alternativo tenía cero! L@s ilus@s creen en la disciplina partidaria: La realidad enseña que obtenida la curul hacen lo que les da la gana. Y peor ¡estatutariamente son jefes del partido!. ¡Un harakiri perfecto! ¿Otro?.

    Ahora bien…si estas personas quieren ser candidatos ¡que lo sean! ¡están en su derecho!: pero en sus partidos, en sus casas, en sus ambientes naturales y que allá vean si los eligen o no. Pero es nefasto que cuando por primera vez los alternativos en Risaralda se ponen de acuerdo para una lista conjunta a Asamblea, donde matemáticamente hace años se sabe que pueden obtener mínimo una curul que perdieron desde el 2003, los usen de trampolín. Hay algo llamado respeto. Y hace parte del NO TODO VALE. Nadie cambia repentinamente y se convierte en alternativo de un día para otro, de una elección a otra, apostando a ser cabeza de ratón pues en su partido natural sabe que es cola de león. Es decir, allá nunca le alcanzaría, pero entre los alternativos les puede hasta sobrar.

    En esa lista hay gente que por años o con sus acciones han probado ser realmente alternativos como Jesús Guevara (51) Daniel Silva (55) Ferley Henao (61) entre otros.  Un querido dirigente me escribía que las elecciones corren el riesgo de volverse “vetaciones” y le dije que estaba en lo correcto. Y que el voto en blanco era entonces un castigo al partido que avaló a alguien que no debió avalar dentro de una lista sacrificando a todos los aspirantes. Si señor así es. ¿Por qué? Porque “NO todo vale” y si los alternativos tampoco dan ejemplo, entonces quién lo va a hacer.

    Veremos qué pasa antes de elecciones.

    Facebook.com/orlandoparragopinion TW @orlandoparrag

    Compartelo

    1 thought on “Voto alternativo y … harakiri (1)

    1. Este tipo. Se a lucrado de los gobiernos de turno de los partidos tradicionales es un Manzanillo disfrazado de intelectualoide . Se cree la voz de lo distinto y es de lo mismo. Uno más

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *