La JEP niega extradición de Jesús Santrich y pide su liberación inmediata

La justicia de paz en Colombia ordenó este miércoles la “libertad inmediata” del líder de la extinta guerrilla de las FARC, ‘Santrich’, excomandante de la guerrilla de las FARC que firmó el acuerdo de paz con el Gobierno colombiano, fue acusado de estar involucrado en un presunto caso de narcotráfico.
ANUNCIOS

El caso de Seuxis Paucias Hernández Solarte, más conocido como ‘Jesús Santrich’ se había convertido en la manzana de la discordia entre las fuerzas que defienden los acuerdos de paz y quienes la atacan en el país suramericano. El exguerrillero fue capturado el pasado 16 de abril de 2018 tras un operativo de la Fiscalía de Colombia con el apoyo del Departamento de Estado de EE. UU.

Este 15 de mayo, la Justicia Especial para la Paz (JEP), mecanismo de justicia transicional acordado en las negociaciones de La Habana, ordenó su liberación.

Para la JEP no hay pruebas concluyentes sobre los supuestos hechos, ni sobre la fecha exacta en los que fueron cometidos. Ese tribunal había pedido al Departamento de Estado de EE. UU. que enviara las pruebas para estudiar su posible extradición.

Según lo acordado en La Habana, cualquier excombatiente de las FARC que cometiera un crimen o delito tras la firma del acuerdo, debería ser juzgado por la justicia ordinaria y perdería los beneficios de la justicia transicional.

‘Jesús Santrich’ era requerido por una corte del distrito de Nueva York por su presunta participación en el envío de 500 toneladas de cocaína. Sus defensores decían que al exguerrillero, que sufre una discapacidad visual, le habían tendido una trampa.

A través de las redes sociales miembros del hoy partido FARC (Fuerza Alternativa del Común) dieron a conocer la reacción de ‘Santrich’ tras la decisión de la JEP: “La decisión de la Justicia Especial para la paz ha sido una estocada final para que se derrumbe ese sucio montaje que hizo el Departamento de Estado y la fiscalía contra mí”, dijo el exlíder guerrillero.

‘Santrich’, que hizo parte de la mesa de negociación de los acuerdos de La Habana, dijo además que la decisión respalda “el camino de la implementación del proceso de paz, que vive un momento frágil en Colombia entre el aumento de los líderes sociales y exguerrilleros asesinados y el aumento de los cultivos ilegales de coca”.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *