Emergencia presentada en El Chaquiro ya está siendo atendida

Un parte de tranquilidad dio la Directora de la DIGER a todos los dosquebradenses, frente a la emergencia que se presentó desde el domingo en la vereda El Chaquiro.

Dentro de las medidas tomadas, está la evacuación de las viviendas que están sobre la corona del deslizamiento al lado de la vía.

Se hace un llamado a la población vecina para que estén atentos a cualquier ruido extraño y verificar si el terreno se sigue asentando, sobre todo durante las lluvias.

El pasado fin de semana se registró un deslizamiento de tierra en un área aproximada de 36.000 mt3 en la vereda El Chaquiro, reportado por la comunidad a primeras horas del domingo a la DIGER, que inmediatamente acudió al sitio de la emergencia para su valoración.

Según la directora de la DIGER Dosquebradas, Luz Adriana Mejía González, desde el día en que fue reportada la emergencia “procedí inmediatamente a informarle a todos los miembros del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y coordinar con el Cuerpo Oficial de Bomberos una revisión en esa zona. Tuvimos la oportunidad de contar con la presencia del director de la CARDER, quien dispuso a su personal para realizar las valoraciones respectivas”.

Así mismo, en el día de ayer, se coordinó una visita de reconocimiento con la participación de la Coordinación Departamental Gestión del Riesgo, CARDER, Secretaría de Obras Públicas e Infraestructura y DIGER, quienes
posteriormente llevaron a cabo una mesa técnica para determinar la evacuación de las viviendas que están sobre la corona del deslizamiento al lado de la vía.

“Con la secretaría de Gobierno se está revisando las acciones que se están llevando a cabo en este momento en la zona. Se está mirando con la secretaría de Planeación la posibilidad de hacer una restricción de uso del suelo en este lugar, tanto para el tema de los sistemas constructivos como para el cambio del uso del suelo. También la secretaría de Obras Públicas procedió a hacer la demolición de una cuneta que colapsó por el movimiento y están haciendo el desvió de las aguas para evitar que se sigan infiltrando sobre el talud”, explicó Mejia González.

La funcionaria agregó que todas las entidades competentes están atentas y están tomando las medidas respectivas. Algunas intervenciones son inmediatas, otras a mediano y a largo plazo.

Según explicó el profesional de la DIGER, ingeniero Jorge Luis Alvarez López, “en este momento lo que se piensa hacer como plan de choque, es la reforestación intensiva con unas plantas de rápido rebrote y raíces profundas, con el fin de volver amarrar el terreno porque es una zona de pastos, y empezar hacer los manejos de aguas a través de la vegetación”.

Finalmente, el llamado a la población vecina es para que estén atentos a cualquier ruido extraño y verifiquen si el terreno se sigue asentando, sobre todo durante las lluvias.

Finalmente, desde la parte técnica dan un parte de tranquilidad, teniendo en cuenta la topografía y boscosidad de la zona, ademas por la forma que se desplazó el terreno, “los profesionales dicen que no hay muchas posibilidades de que éste se desplace hacia las zonas bajas de la vereda”, dijo la Directora de la DIGER, desvirtuando que este pueda afectar la zona de los Campestres, como dijeron en algunos medios de comunicación.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *