• EL DEDO EN LA LLAGA / Las tropelías de la Defensoría del Pueblo

    CABEZOTE alvaro rodriguez¿Qué se puede esperar hoy de una entidad como la Defensoría del Pueblo en Risaralda, que de la noche a la mañana, tira a la calle 50 contratistas?

    La situación a nivel nacional de la entidad con su nuevo director  Carlos Alfonso Negret Mosquera, abogado de Popayán, no deja de producir escalofrío.

    De manera oficial ( fuente:  Carlos Hernán Rodriguez Becerra,  Director Nacional de Defensoría Pública, con carta de fecha del pasado 12 de octubre, en carta que poseemos) un déficit – hueco en la institución de 35 mil millones para  garantizar la continuidad  en la prestación del servicio  en la contratación de los Operadores de Defensoría Pública, al 31 de diciembre.

    El centralismo bogotano no se agota: se reinventa. Cuatro direcciones nacionales; 12 defensorías delegadas, contratos que corren a vuelo de manera generosa mientras las regiones quedan “mirando para el páramo” con una condición compleja, dan mucho que pensar. De minusvalía administrativa.

    ¿Cómo, doctor Negret, se podrá privilegiar así, una gestión de su entidad desde los territorios?

    Ya en la región, se vive una serie de tropelías con  abogados de áreas como las Administrativa,  Civil, Familia,  Restitución  de Tierras, Laboral. Quedaron como la guayabera: ¡por fuera!

    Solo le sirven los abogados de sectores Penal y Carcelario, “donde más presencia hacen”. Como quien dice, el martes habrá una enjuta Defensoría, lánguida y  triste  en esa relación directa de responderle  al ciudadano. Vamos mal. Pésimo camino este. Incluso, de autorizar  – como una miseria más  que se oferta una prórroga  – 15 días de trabajo por un esmirriado contrato  para quienes  toleran ese vejamen sin nombre.

    No sabemos que buscan con el desaguisado que lesiona los intereses  de una entidad que busca  “visibilizar  a los invisibles” pero estropeando los Derechos de sus contratistas. Acaso, no es esto, ¿una clara violación al derecho al trabajo?

    Es una lástima que ello suceda en una entidad que está llamada a privilegiar y defender esos mismos derechos que vulnera. Esa misma entidad que el doctor Negret, de manera curiosa  especialista en Derecho Internacional  de los Derechos Humanos y un  auxiliar  de archivo  y recepción que arrancó como hijo de pueblo en la Caja de Crédito Agrario, que da ese trato oscuro, nefasto, macabro, a sus subalternos. No sabemos como está esa entidad en las regiones.

    El Señor Defensor del Pueblo, el doctor Fredy Plazas Mañozcas, fuera de cumplir una tarea que consideramos meritoria, de trabajo, ha tenido demasiados, muchos altibajos en las relaciones con sus subalternos, de los cuales llevan un buen tiempo sirviéndole a esa entidad. Se habla incluso de  acoso laboral, de presionar la olla y de aburrirlos con amenazas que se surten con una extraña rapidez. Hay peligrosos ruidos.

    Las puertas se cierran cuando no se ha podido designar un nuevo  gerente o la ratificación del actual, en ese pugilato sobre si el cargo corresponde a liberales o al partido de la U.

    Esta entidad es cada vez menos. Se volvió un multi- quejido permanente. Sin dientes. Que obedece a razones políticas que hoy no están en consideración. Será que necesitan “ayuda humanitaria” para iniciar una cruzada en Risaralda, a favor de los servidores caídos en desgracia?

    Será que le sobra esa pesada burocracia a la Defensoría en Risaralda, que no la ¿deja mover? No haberlo dicho antes doctor Fredy, cuando su ciclo está por concluir.

    ¿Podrá haber paz si dan ese trato de guerra a quienes allí laboran? Más vale pensar, desde ya, en una Defensoría para la Injusticia. Esperemos, cono los “chepitos” afuera:  que con relación al pago de los honorarios de septiembre, estos sean cancelados inmediatamente contemos  con los certificados del PAC.

    La corrupción es la peor guerrilla.

    Por: ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *