• Recomendaciones para evitar accidentes infantiles en esta cuarentena

    La preparación se convierte en un elemento vital para fortalecer la seguridad en el hogar y evitar situaciones que pongan en riesgo a los más pequeños.

    Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el 60% de los accidentes infantiles en el hogar suceden por descuido de los padres y el 40% restante por falta de prevención.

    Con el objetivo de preparar a las familias para prevenir estos eventos, la Fundación Mariana Novoa, comparte información valiosa para que padres y cuidadores sepan cómo prepararse para responder apropiadamente ante un accidente en el hogar.

    Tanto padres de familia como niños se han visto abocados a compartir la mayoría de su tiempo y espacio por cuenta del decreto 417 de marzo de 2020, a través del cual el Gobierno Nacional decretó un periodo de aislamiento preventivo hasta nuevo aviso dentro de los hogares. Esta situación que tomó por sorpresa al mundo entero, demanda que todos los integrantes de la familia se preparen para nuevos escenarios de convivencia en donde todos serán esenciales superar la crisis sanitaria, económica y social generada por cuenta del COVID- 19.

    De acuerdo con el informe mundial sobre prevención en lesiones para niños redactado por la Organización Mundial de la Salud, OMS, durante las vacaciones, los accidentes infantiles aumentan en un 25%, por lo que es muy importante que los padres no pierdan de vista a sus hijos. Durante este periodo, el 40% de los accidentes ocurren por falta de prevención, mientras que el 60% restante corre por cuenta de descuido de los padres o cuidadores.

    Inquietos e inteligentes, los niños exploran por estos días con más detalle cada uno de los espacios del hogar en búsqueda de comprender todo lo que los rodea, motivo por el cual la Fundación Mariana Novoa, dirigida por Hortensia Espitaleta, busca ofrecer a través de sus redes sociales, página web y presencia en el barrio “El Codito”, apoyando a 100 familias de escasos recursos, recomendaciones para que niños, padres y cuidadores prevengan y atiendan oportunamente cada una de estas situaciones de riesgo, mientras el niño es valorado por un profesional de la salud.

    “Quemaduras, ahogamiento, atoramiento, caída, intoxicación, envenenamiento, entre otros riegos a los que se ven expuestos los niños en el hogar, hacen parte de las situaciones sobre las que analizamos y proponemos escenarios apropiados que le permitan a quienes tengan niños en el hogar, reducir el riesgo de enfrentar situaciones irremediables o consecuencias severas” explicó la directora Espitaleta.

    Sin embargo, el desconocimiento general de las familias colombianas para atender todo lo relacionado con su salud misma, abrió una brecha entre los integrantes del hogar y la experiencia para responder como unidad, ante una situación como la que nos corresponde hace poco menos de un mes, de la que se desprenden los pronósticos de pediatras y expertos de la salud que alertan sobre un pico en el número de lesiones pediátricas durante lo que resta del periodo de aislamiento.

    Con el apoyo de la doctora Olga Lucía Baquero, Directora Científica de la Fundación Mariana Novoa, catedrática y experta en pediatría, se abordan cada de las situaciones de riesgo anteriormente expuestas a través de soluciones prácticas y profesionales que pueden llegar a salvar la vida y la integridad de los más pequeños del hogar:

    – Revise cada uno de los espacios de su casa y retire todos los elementos que puedan pasar a través del cartón base del papel higiénico. Los niños entre dos y cinco años se meten todo a la boca, y los elementos de este tamaño pueden obstruir las vías respiratorias del menor causando lesiones temporales, permanentes y hasta la muerte.

    – Evite reenvasar productos químicos o de belleza en botellas o cualquier otro elemento ajeno al líquido. Los niños no suelen diferenciar el riesgo ante estos elementos y los familiarizan con el producto al que hace referencia el empaque lo que puede generar situaciones como envenenamiento, intoxicación o la muerte.

    – Expertos en el cuidado y la salud de la piel, concluyeron que el órgano más grande del cuerpo recibe el 80% de radiación solar que podremos recibir en toda la vida, por tal motivo resulta primordial asesorarse de un profesional de la salud que formule un bloqueador solar apropiado para contrarrestar los efectos de la luz solar y de los elementos electrónicos como computadores, teléfonos celulares, tablets, etc…

    – Mucho cuidado con los baldes, albercas, cisternas, tinas y cualquier cuerpo de agua que pueda albergar 5 centímetros de profundidad, ya que basta con esa cantidad para que un niño pequeño pierda la vida. En el caso de las piscinas en casa, es importante tener en cuenta que los niños menores de 5 años no producen ruido al caer al agua, motivo por el que se debe tener supervisión visual permanente y por ningún motivo perderlos de vista.

    – Caídas: si el niño en su hogar es menor de cinco años, preste mucha atención a sus pasos, pues aún carecen de la fuerza y el equilibrio necesario para evitar movimientos involuntarios, que podrían llevarlo a chocarse con una estructura, el suelo, entre otro.

    – Mordeduras: si es ocasionada por un perro, obligue al perro a abrir la boca no jale el animal, porque puede desgarrar la piel. Lave inmediatamente la mordedura con jabón en polvo y colóquela bajo el chorro de agua por un espacio no menor a 15 minutos. Cubra la herida con vendas para disminuir la infección y acuda al centro médico.

    ¡Juntos podemos evitar los accidentes infantiles durante esta cuarentena!

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *