• Memorias: Quinchía o transformación desde el recuerdo…

    La gente es la que está “entre cerros y montañas”. Desde el cerro Batero hasta el verde que no se desprende como una seria de triángulos que emergen en la tierra dura, de bancos de niebla. De ciudadanos del común.

    Por / ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

    Que entiende entre su repaso de historia,  guiado por sus editores, que el “silencio no es una solución para construir   convivencia sólida  y espíritu comunitario  que son la base de la paz”.

    En sus 106 páginas “las voces de la tierra”:  en 9 cortos relatos donde desentraña el ser, las minas, el agua, la violencia, el empresario minero, el campesino, el auge de familias tradicionales. Sus historias en primera persona con “la intención de ofrecer luces  sobre una población invisibilizada   e ´incómoda´.

    LA HISTORIA

    “Que cuenta con una experiencia socio – cultural – histórica de un valor profundo  para los procesos de memoria y paz del país.

    Este es otro valor de la publicación  de la Biblioteca Vértices Colombiana, Ediciones desde abajo.

    El impacto  que la envuelve con personajes  que dan “cuenta de la rebeldía de un pueblo”. Su “representación”. La historia represntada, narrada desde seres de carne y hueso para reafirmar construcción de identidad. “Un proceso de transformación desde el recuerod, donde ellos fueron sus protagonistas”.

    DIVERSIDAD DE VOCES

    Habla el pueblo con su “diversidad de voces”: que sacan a relucir  la rebeldía. Construida desde abajo. Actúan – son actores reales entre cerros y montañas, “en memoria del pueblo”

    Aquí hubo, hay, habrá, reposo y tiempo para la paz surgida desde el territorio. Narrada desde el otro.

     Otro mérito de la publicación  es derribar el mito  que es otra “forma de devastación “que sufrieron sus habitantes ya que “las hullas del daño no se presentan  siempre de la misma manera”. Existen, perduran, “otros paisajes”. Los de múltiples relatos y experiencias.

    La Quinchía que reafirma la vida y defiende la tierra. La del conflicto: la que deja huellas de “una memoria oculta entre sus cerros”.

    La misma, diríamos que “los pobladores están acostumbrados a defender de la adversidad recurriendo  a sus mitos”.

    Grupo de investigadores en el corazón de la vereda: Isabel Cristina Castillo, estudiante de maestría y funcionaria de la Universidad Tecnologica de Pereira. Profesor Alberto Antonio Beron Ospina, Sociólogo profesor Universidad Pontificia Javeriana Bogota, Jefferson Jaramillo Marin y fotógrafo José Fernando Marin Hernández.

    CUOTA DE TERROR

    Siempre habrá una pregunta que el mismo libro plante:

    -¿Por qué los agentes de la violencia históricamente  han pasado  y se han insertado en Quinchía, dejando su particular cuota de terror?

    Surge desde sus pobladores que cuentan con una dilata “experiencia social, cultural, histórica, que para ellos tiene un profundo valor. El mismo que ha sido puesto a prueba en distintos momentos de su historia”.

    Para los autores del libro, estas Memorias de resistencias en Quinchìa, Risaralda, Colombia,  las “memorias individuales de dolor, esperanza y transformación  parecieran agruparse  bajo la forma de una memoria colectiva de resistencias cotidianas” 

    En el resguardo de Escopetera y Pirza con su gobernador : profesor Thomas Otto Fisher, Universidad Catolica de Eichstatt- Ingolstadt de Alemania y el profesor Alberto Beron Ospina de la Maestría de Historia de la Universidad Tecnologica de Pereira con la autoridad indigena.

    PRESENTE

    Tiene la impronta  del filósofo Alberto Berón Ospina;  del sociólogo de la Javeriana, Juan Pablo Arciniegas Martín; Isabel Cristina Castillo, integrante del Grupo de Investigación Filosofía  y memoria : Jefferson Jaramillo Marín, docente de la Pontificia.

    Con el respaldo en la investigación de estudiantes del curso Estado y Desarrollo de la Javeriana y el profesor Henry Salgado, varios estudioso del Conflicto  y la Paz del Instituto Colombo – Alemán para la Paz , Stephan Peters , Thomas Otto Fischer, Claudia Maya y Juliana González. Todo con el sello de la UTP,  Maestría en Historia, facultad de Educación y Licenciatura de Etnoeducación, a la Javeriana de Bogotá y la Universidad Católica de Euchstätt- Ingolstadt, de Alemania.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *