• Por fin fue firmado contrato para hacer realidad el Metro de Bogotá

    RAM / Este miércoles 27 de noviembre la Empresa Metro de Bogotá y la sociedad Metro Línea 1 S.A.S. suscribieron el contrato de concesión por medio del cual esta última se compromete a construir, suministrar los equipos y operar la Primera Línea del Metro de Bogotá por 20 años.  

    La firma del documento se realizó durante una reunión en la Casa de Nariño, con la presencia del presidente Iván Duque y el alcalde Enrique Peñalosa y miembros de los gabinetes de ambos gobiernos.

    La firma del contrato, que tendrá una duración de 28 años y un costo cercano a los 16 billones de pesos, estuvo a cargo de Wu Yu y de Andrés Escobar, representantes legales del consorcio ganador “Metro Línea 1” y de la Empresa Metro de Bogotá, respectivamente.

    El presidente de la República, Iván Duque, aseguró que la firma de este contrato representa un logro de nuestras instituciones, pues para llegar a este hito fueron necesarios muchos estudios y cerca de 80 aprobaciones, a cargo de entidades distritales, nacionales e internacionales. “Me complace mucho poder decirles a los bogotanos que el metro es una realidad. Tras la firma del contrato, pronto iniciarán las obras para construir un sueño largamente aplazado”

    Por su parte el alcalde Enrique Peñalosa señaló que “el Metro de Bogotá es un proyecto gigantesco que va a transformar nuestra ciudad. Tan solo en lo que es gasto local son 9,7 billones de pesos que van a generar por lo menos 60 mil empleos directos, sin contar los indirectos”.

    El grupo, que ganó la Licitación Pública Internacional con el nombre de Apca Transmimetro, está conformado por las empresas China Harbour Engineering Company Limited (Chec) y Xi’An Metro Company Limited (hoy, Xi’An Rail Transportation Group Company Limited), apoyadas por las brasileras CRRC Changchun Do Brasil Railway Equipamentos e Servicos y la filial española de la canadiense Bombardier, como subcontratistas.

    La Chec, fundada en 1980, es una filial de China Communications Construction Company Ltd (CCCC), empresa a la que representa en la ejecución de negocios fuera de la República China. Con más de 100 años de historia, la CCCC y sus subsidiarias han participado en la construcción de los metros de Wuhan, Tianjin, Qingdao, Shanzen, Xi’an, Hong Kong, Singapur, Kuala Lumpur (Malasia), Canberra y Sydney (Australia), Taipei (Taiwan), Estambul (Turquía) y dos líneas en  Madrid (España). La Casa Matriz cuenta con 60 filiales, 210 sucursales y opera en 150 países. En la actualidad, tiene 135 mil empleados en China y más de 40,000 empleados alrededor de todo el mundo.

    Por su parte, la Xi’An Rail Transportation Group Company Limited es una empresa estatal perteneciente al gobierno municipal de Xi’an que se encarga de la construcción, operación, desarrollo y administración de recursos del sistema de tránsito ferroviario urbano de Xi’an. En la actualidad opera cuatro líneas de metro con un total de 129,46 km y 99 estaciones, y cuenta con más de 9.000 empleados.

    Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, resaltó además las calidades de las empresas adjudicatarias y afirmó que, con la firma del contrato del metro, la ciudad da otro paso gigante hacia la integración de modos de transporte sostenible.  “Con la construcción del metro, con la llegada de las más modernas flotas de buses de TransMilenio  -a gas, eléctricos y Euro 6-  sumado al impulso que le hemos dado a la bicicleta en estos cuatro años, Bogotá volverá a ser ejemplo mundial de movilidad sostenible”, concluyó Peñalosa.

    Tras oficializar la adjudicación, el pasado 17 de octubre, al haber entregado la oferta más económica para la ciudad, el grupo ganador tuvo un plazo de 45 días con el fin de hacer llegar a la Empresa Metro de Bogotá diversas garantías. Entre ellas se encontraban los “acuerdos de respaldo” mediante los cuales las compañías matrices multinacionales respaldan el cumplimiento de los compromisos de sus filiales, acuerdos de permanencia y cartas de compromiso con los principales subcontratistas. El grupo ganador debió crear una sociedad de objetivo único o de propósito especial (SPV por sus siglas en inglés), que denominó “Metro Línea 1 S.A.S.”, la cual remplaza y asume las obligaciones de la antigua APCA y recibe el respaldo de sus casas matrices y socios.

    Andrés Escobar, gerente de la Empresa Metro de Bogotá, luego de firmar el contrato, celebró haber llegado al final del proceso. “Le cumplimos a Bogotá.  Gracias al apoyo de muchas personas, con el alcalde Peñalosa a la cabeza, de los gobiernos Santos y Duque que le dieron apoyo y continuidad al proceso, de la banca multilateral, hoy llegamos con mucha satisfacción a este punto culminante del proceso de diseño, financiación y contratación”, concluyó Escobar.

    Durante los próximos meses, y previo a la firma del Acta de Inicio, en el primer semestre de 2020, el contratista deberá, entre otras compromisos, presentar certificaciones de cumplimiento del régimen de seguridad social, crear el patrimonio autónomo donde se manejarán todos los recursos del contrato, girar allí los recursos para el inicio de la obra.  Por su parte, la EMB deberá dejar listo el contrato de interventoría y emitir los Títulos de Pago por Ejecución (TPE), con los cuales se pagará parte del contrato al concesionario.

    Adicionalmente, ambas partes deberán definir el nombre del “amigable componedor”, que será la instancia encargada de resolver posibles desacuerdos a lo largo de la vigencia del contrato, que será de 27 años y medio, incluyendo la operación.

    “Pronto comenzaremos las obras que cambiarán definitivamente la ciudad, en su movilidad y en su integración social, porque las nuevas estaciones, con espacio público y servicios, revitalizarán el corredor y lo convertirán en el principal eje de la actividad urbana”, concluyó Escobar.

    Compartelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *