Más fuerza pública en las calles anuncia el nuevo Mindefensa

mindefensaEn su primera declaración pública como Ministro de Defensa Nacional, Luis Carlos Villegas Echeverri, aseguró este martes que uno de sus principales retos en este cargo será la seguridad ciudadana, la lucha contra el crimen organizado y aumentar el despliegue de las Fuerzas Armadas en todo el territorio nacional.

Al inicio de su alocución el ministro Villegas lamentó el ataque, en Teorama (Norte de Santander), en el que murieron tres soldados profesionales y un suboficial. En el hecho resultaron heridos otros siete uniformados, quienes eran transportados en un helicóptero del Ejército Nacional.

Villegas reveló que la orden del presidente Juan Manuel Santos es coordinar todos los esfuerzos que sean necesarios para proteger a los ciudadanos de cualquier amenaza, sea guerrilla o crimen organizado en todas sus manifestaciones.

“He sugerido por dentro de la discusión táctica de la Fuerza Pública que volvamos a tomar el crimen organizado como un solo bloque, no como varios –explicó–. Las bandas criminales, la minería ilegal, la extorsión, el tráfico de personas, los cultivos ilícitos y el crimen organizado son una sola cosa”, dijo.

Por esa razón, anunció que habrá más concentración de fuerza operativa y política sobre el crimen organizado que, subrayó, es el gran causante de la inseguridad ciudadana.

De igual manera, Villegas anunció que se hará un cambio en el quehacer de la Policía Nacional, para que esté más cerca de la ciudadanía, lo que será un factor clave para enfrentar con mayor éxito los retos de seguridad en los centros urbanos.

“Vamos a transformar las relaciones entre el policía y el ciudadano –sostuvo–; vamos a utilizar todas las instituciones que la ciudadanía tiene a su disposición para que los uniformados se acerquen a ellas. Por ejemplo, vamos a dialogar con las juntas de edificios, conjuntos residenciales y de barrios, para ponernos a disposición de ellos, averiguar qué amenazas viven y actuar en consecuencia”.

El Ministro de Defensa reiteró que uno de sus compromisos es coordinar un mayor despliegue de tropas del Ejército, Armada, Fuerza Aérea y hombres de la Policía Nacional por todo el país. Incluso afirmó que no habrá persona o unidad que no tenga una misión que sea medible y conocida.

“El Gobierno nacional quiere ver a sus Fuerzas Armadas desplegadas y activas por todo el territorio, con presencia en las carreteras y calles del país y menos en las oficinas, un deseo que también comparten los comandantes de cada Fuerza, con quienes ya hablamos del asunto”, señaló.

Acerca de su rol como Ministro de Defensa señaló que tiene el oficio más difícil que pueda tener un funcionario en esta dignidad, que es tratar de terminar una guerra, para bien del futuro de los jóvenes de Colombia.

“Haré ese esfuerzo, pero también estaré listo para que si no se da la paz por medio de la negociación política –que es en lo que he creído toda mi vida–, también estaré listo para que este sea el periodo más victorioso de las Fuerzas Militares”, manifestó Villegas.

El Ministro de Defensa también señaló que llega al Ministerio a hacer la política y que espera que los miembros de las Fuerzas Armadas no se involucren en ese tema.

“Los oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas no deben hacer política –apuntó– Así como yo no haré las operaciones ni operativos, espero de ellos que no participen de esos temas”. Insistió en que desde esta esfera defenderá a las Fuerzas Armadas y a sus integrantes con todo su conocimiento y capacidad, para que se puedan dedicar a su oficio con profesionalismo y con todo el deber que esto implica.

Villegas aseguró que su lenguaje como Ministro de Defensa será objetivo y basado en los hechos, “por eso a quien ayude a una anciana a cruzar una avenida lo felicitaré, pero a quienes pongan cargas de dinamita a una torre de energía los llamaremos terroristas, describiéndolos tal y como lo hace la ley colombiana”.

Insistió en que los ataques de las Farc en contra de la infraestructura del país están afectando a la población civil, pero que no ponen en peligro la estabilidad del país y su democracia. Básicamente, dijo, estos hechos hacen que los ciudadanos desconfíen de la voluntad de paz de la guerrilla.

“Las Farc, como cualquier otro grupo que esté de manera ilegal tratando de destruir el Estado y la sociedad colombiana, encontrarán en mí al más firme opositor: mi deber es proteger al país de todas las amenazas (…) seré el más duro interlocutor en la guerra, pero el más sincero y transparente aliado en la paz. La decisión no es mía, es de ellos”, aseveró.

Sobre temas asociados al proceso de paz y el posconficto, el Ministro de Defensa pidió una mayor participación de la sociedad colombiana y especialmente de las universidades y de los jóvenes del país.

“Yo quisiera ver en el posconflicto a los jóvenes colombianos, cuál será el papel de las universidades y sus estudiantes en la construcción de esa nueva Colombia; cuántos técnicos agrícolas nos van a proporcionar las universidades para estar allá, cuántos ingenieros, cuántos médicos, cuántos especialistas en riego, en carreteras, en seguridad social”.

Según el funcionario, la paz y el posconflicto serán para los jóvenes de Colombia, no para los soldados, para los funcionarios públicos ni para los guerrilleros.

Concluyó su intervención diciendo: “Este es el honor más grande de mi vida, poder coordinar las Fuerzas Armadas de Colombia”.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *