Más de 23 años de cárcel para cuatro implicados en el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci

Un juez de conocimiento dictó sentencia condenatoria de 23 años y 6 meses de cárcel contra cuatro de los responsables del homicidio del fiscal especializado de Paraguay, Marcelo Daniel Pecci Albertini, ocurrido el pasado 10 de mayo en la isla Barú de Cartagena.

Los sentenciados son el ciudadano venezolano Wendre Still Scott Carrillo, quien disparó contra el fiscal paraguayo; Eiverson Adrián Arrieta Zabaleta, responsable del transporte y la logística; Marisol Londoño Bedoya y su hijo Cristian Camilo Monsalve Londoño, involucrados en los seguimientos, quienes previamente habían aceptado su responsabilidad en el crimen.

Un juez de conocimiento emitió sentido de fallo condenatorio contra los procesados, luego de avalar la aceptación de cargos hecha durante la audiencias de control de garantías, por los delitos de de homicidio agravado, y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego agravado.

El Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, señaló que el grupo de delincuentes encargado de vigilar y asesinar al fiscal paraguayo, Marcelo Pecci, recibió alrededor de $2.000 millones de pesos para cometer el crimen.

«Según información de inteligencia, el crimen fue negociado con más de 2.000 millones de pesos», dijo desde Cartagena el fiscal Barbosa.

El jefe del ente investigador además reveló detalles, hasta ahora desconocidos, de la investigación de cómo se realizó el operativo en el que trabajó la Fiscalía y la Policía para capturar a los sospechosos de asesinar al fiscal paraguayo.

«Realizamos estudios de 20 ubicaciones, de 200 elementos probatorios, análisis de 120 horas de video, información técnica de 40 antenas, la intercepción de 67 líneas telefónicas, 27 entrevistas y el análisis de 10 redes sociales», destacó.

El fiscal comentó que las redes sociales del colega paraguayo ayudaron a los presuntos asesinos a ubicar y vigilar a Pecci durante su luna de miel junto a su esposa, la periodista Claudia Aguilera.

«Aquí hay un tema fundamental: publicar en redes sociales sin responsabilidad puede convertirse en un arma letal. Los delincuentes manifestaron que en muchas ocasiones estuvieron perdidos, pero que gracias a las redes sociales lograron la ubicación del fiscal Pecci», concluyó.

Pecci, de 45 años, fue en los últimos tiempos el fiscal de casos relacionados a la mayor operación antidrogas de la historia de Paraguay (Operativo A Ultranza PY) y de sicariato.

Las autoridades capturaron a cinco personas por el crimen de Pecci y ya fueron enviadas a la cárcel por un juez de garantías.

Pero el director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas Valencia, advirtió que hay una circular azul de la Interpol contra otro sospechoso identificado como Gabriel Carlos Ruiz y que será buscado en 196 países.

Frente a los autoridades intelectuales el general Vargas reveló que estos podrían estar en otro país.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.