• Familia de colombianos es hallada muerta en Sídney, Australia

    FamiliaRAM / Medios locales informaron que una familia de colombianos compuesta por la pareja de esposos y dos menores, fue encontrada muerta en un sector del norte conocido como Sir Thomas Mitchell Driven, en el barrio Davidson, de Sídney, Australia. Al parecer el trágico hecho estaría relacionado con un suicidio.

    La policía halló los cuerpos sin vida de María Claudia Lutz, de su esposo Fernando Manrique, de sus hijos Elisa y Martín de 11 y 10 años, respectivamente, y el de la mascota de la familia.

    La familia es oriunda de Bogotá y ha vivido en Sídney desde 2005, comentan diarios locales.

    Las autoridades todavía investigan este terrible crimen que tiene enlutada a esta comunidad y a la escuela donde estudiaban los dos menores y trabajaba la madre, la Escuela Católica de Santa Lucía en Wahroonga.

    “Nadie vio nada en ese momento, nadie ha sido testigo de esto y nos puede decir lo que pasó”, afirmó el superintendente jefe de las playas del norte, Dave Darcy.

    “Es demasiado pronto para sacar conclusiones; todavía no estamos buscando a nadie en relación con lo que pasó. Esta es una investigación muy seria, dos niños pequeños han muerto, y dos adultos”, afirmó el policía.

    Compañeros de negocios de Manrique afirmaron que estaban en Manila, Filipinas, esperando que este se reuniera con ellos. Manrique fue director de tecnología de una compañía de logística durante cuatro años.

    Así mismo, las autoridades indicaron que cuando la mujer no se presentó a su lugar de trabajo y sus hijos tampoco fueron a estudiar, el personal de la escuela prendió las alarmas y un profesor llamó a las autoridades que se encontraron con la escabrosa escena.

    El director de la escuela, Warren Hopley, describió ante los medios a Peña como una mujer fuente de inspiración y dijo que todos estaban conmocionados y muy tristes por la pérdida de los dos estudiantes.

    Para amigos y vecinos, la entrega de la madre colombiana a sus hijos era total

    “María era una persona que siempre estaba dispuesto a ayudar, no importa lo que la escuela estaba haciendo”, dijo el director de la Escuela Católica de Santa Lucía, Warren Hopley, al Daily Telegraph australiano refiriéndose a María Claudia Lutz, la mujer colombiana hallada muerta junto con su familia en su casa de Sydney, Australia.

    Diarios locales en ese país le dedican páginas enteras al caso que ha conmocionado a la comunidad.  Mientras las autoridades no han dado a conocer qué le pudo haber pasado a la familia Manrique Lutz, conformada por Fernando Manrique, de 44 años, su esposa María Claudia Lutz, de 43 años, y dos hijos de la pareja Martin, 10, y Eliza, 11.

    “La escuela está en estado de shock y  todo el mundo va a necesitar algo de tiempo para procesar lo que ha sucedido”, dijo Hopley.

    Según el portal de noticias news.com.au, “la policía está tratando a la tragedia como un asesinato-suicidio”

    Mientras que para otro medio una vecina sostuvo que María Claudia, “se pasaba noches en vela cuidando a Elisa y a Martín, tratando desesperadamente de satisfacer las necesidades de sus hijos en las citas entre los terapeutas ocupacionales y el arte”.

    La mujer colombiana en su perfil de Facebook dijo que su “peor pesadilla” era que sus hijos, ambos autistas, se perdieran, algo que suele suceder.

    Otra vecina, Sonja Perry, contó que la pareja libró una batalla en la crianza de sus hijos que la dejó con el corazón encogido y contemplando todo lo que hacían frente a la situación.

    “María me decía lo difícil que era de ella y su marido que tiene dos niños que eran sordos y mudos. Ella dijo que era una cosa pesada en su corazón y algunos días le resultaba imposible hacer frente.”, dijo la mujer.

    “Nada como esto sucede por aquí. Simplemente va a demostrar que todo el mundo tiene problemas y nunca se sabe lo que sucede detrás de puertas cerradas”, dijo al Daily Telegraph una llorosa Mick Kastrounis, que vive enfrente de la casa de la familia.

    Los medios escudriñan la vida de la familia. En una de esas publicaciones se lee que un conocido les dijo que “Lutz una vez utilizó las redes sociales para buscar las galletas favoritas de su hijo, galletas Oreo, cuando se le agotaban porque las usaba como recompensa para él”.

    Los pequeños logros de sus hijos los compartían con sus amigos, como cuando Martin hizo un dibujo colorido que decía “te amo”, que inmediatamente lo fijó en Facebook.

    La Cancillería, a petición de la familia de los fallecidos, no hará ningún pronunciamiento.

    Compartelo con alguien...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *