• En Guática, Belén de Umbría, Marsella y Santa Rosa se concentra la atención de vías

    El municipio de Santa Rosa de Cabal es el más afectado por la presente temporada invernal, que ocasionó el desbordamiento del Río Campoalegre y provocó pérdida de la banca.

    Aunque en lo corrido de esta semana no se han registrado otras emergencias viales, obreros y maquinaria de la Gobernación de Risaralda siguen atendiendo varios tramos viales afectados en los municipios de Guática, Belén de Umbría, Marsella y Santa Rosa de Cabal.

    El reporte fue entregado por el secretario de Infraestructura del departamento, Juan Pablo Ocampo Arias, quien expresó que “atendiendo las instrucciones del Gobernador persisten los trabajos en las vías afectadas por las lluvias en las últimas semanas en los cuatros municipios para recobrar la movilidad normal en estos sectores”.

    Los sitios que se están atendiendo son: en Guática en la vía principal que comunica a Belén de Umbría en el sector de Santa Ana; además se están arreglando puntos críticos en la carretera que Conecta Belén de Umbría con Apía, a la altura de Ariete – Mateguadua; en Marsella en el tramo vial que va hasta San Francisco límite con Chinchiná; y en Santa Rosa de Cabal en la emergencia presentada en la vía Yarumal en el sector del Planchón donde hubo pérdida de la banca de la vía y Santa Rosa – La Laguna.

    “En Santa Rosa estamos adelantando acciones como la intervención del Río Campoalegre con una retroexcavadora de oruga para recuperar la zona afectada, y también con una infiltración en los predios con previa autorización de los propietarios para poder intervenir y ampliar la vía”, añadió el secretario de Infraestructura.

    Asimismo, precisó que la maquinaria de la Gobernación de Risaralda estará disponible hasta que no disminuya la alerta amarilla decretada por el Ideam, a raíz de esta temporada invernal.

    La maquinaria de la Gobernación de Risaralda también concentra su intervención en el tramo vial que conecta el casco urbano de Marsella – Río San Francisco.

    Compartelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *