• Después de 33 años de la avalancha de Armero, madre e hija se encuentran

    Hace 33 años una tragedia ocurrió en Armero una avalancha sepultó a cientos de personas, dejando niños huérfanos y familias destruidas.

    Adriana Tapiero tenía 9 años cuando ocurrió todo tan rápido que ni siquiera tuvo tiempo de procesarlo.

    Quedó sola y sin familia y ahora, toda una mujer y con hijos, se enteró de que su madre estaba con vida, no había quedado huérfana y viajó desde Tolima hasta Bogotá donde ocurrió el emocionante eencuentro.

    Las lágrimas corrían por las mejillas de las dos mujeres, y aunque Adriana no tenía recuerdos muy claros de su madre, pues era una niña cuando ocurrió la tragedia, siempre la tuvo en su corazón. “Yo me acuerdo es de una bombada, ¡pa!’, y ya no me acuerdo de nada más”, contó Adriana.

    Noticias Caracol acompañó el emotivo encuentro. La mujer relató que cuando la sacaron del lodo tuvieron que enyesarla toda.

    Pero nada fue fácil para esa niña rescatada. Contó que vivió momentos dolorosos en la vida. “Me hicieron mucho daño… las personas donde yo llegué me hicieron mucho daño, demasiado… Yo les digo a ellos (mis hijos), uno es privilegiado cuando tiene un papá o una mamá, cuando uno está solo todo el mundo abusa, uno es como… no, es que una mascota tiene un lugar más especial en la casa, cuando usted es el recogido”, contó entre lágrimas.

    “Es duro quedarse solo y tan niño”, expresó Adriana.

    Hoy madre e hija esta juntas de nuevo. La vida les brindó una segunda oportunidad para volverse a conocer y estar juntas.

    SEGUIMIENTO

    Compartelo

    1 thought on “Después de 33 años de la avalancha de Armero, madre e hija se encuentran

    1. QUE BONITA ESTA HISTORIA, LA FAMILIA ES LO MAS ESPECIAL QUE HAY, QUE BUENAS LAS MADRES DIOS NOS LAS BENDIGA Y PROTEJA .
      ME ALEGRO POR ADRIANA QUE HAYA ENCONTRADO A SU MADRECITA, QUE DIOS LES DE MUCHOS AÑOS DE VIDA PARA QUE RECUPEREN LO PERDIDO (EL TIEMPO).

      gracias Dios por permitir que esta familia se reencuentre.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *