• Villasantana se beneficia con distintas obras de infraestructura

    Una estación de bomberos, un Centro de Atención Para la Población vulnerable, la estabilización de los taludes adyacentes a la vía de ingreso a la comuna y la pavimentación de calles, son las obras que se adelantan en una de las zonas más vulnerables de Pereira.

    El Gobierno de la Ciudad ha enfocado parte de sus esfuerzos en mejorar la calidad de vida de las comunidades más populares, a través de la construcción de obras de infraestructura que sirven como puente para conectar servicios como los que se van a prestar en el Centro de Atención a la Población Vulnerable, obra que alcanza una inversión de $191.295.246 millones, y donde se prestarán los servicios de consulta médica, capacitaciones y talleres para el emprendimiento.

    En Las Brisas también avanza una obra que por muchos años era necesaria, la Estación de Bomberos de Villasantana, obligatoria para atender los recurrentes incendios en esta zona de la ciudad, y que al estar alejada de la estación del centro, retarda la atención de las emergencias, la inversión alcanza los $3.093.758.729 y ha generado 50 empleos. Esta estación contará con un carro de bomberos totalmente nuevo, que ya se encuentra en la ciudad y una camioneta para desplazarse en la comuna.

    “Con el proyecto calles para mi barrio, estamos interviniendo el sector de Las Margaritas, luego El Remanso y la vía a Guayabal; obras que permiten mejorar las condiciones sociales de la comunidad” dijo Milton Hurtado, director de obras del municipio.

    En los próximos días, para la primera semana de diciembre, se culminarán los trabajos de ingeniería civil, que permitieron la estabilización de tres taludes adyacentes a la vía de ingreso a Villasantana, la pavimentación de la misma, construcción de andenes con señalética para personas ciegas y un mirador sobre una de las márgenes de la vía. La inversión llega a los $2.730.000.000 beneficia a los 18.577 habitantes de la comuna y ha generado 35 empleos.

    DATO DE INTERÉS
    El barrio El Pízamo, ubicado antes de entrar a Villasantana, también se benefició de esta obra, toda vez que su calle principal fue pavimentada nuevamente y la tubería que transporta las aguas residuales de las casas ubicados a cada lado, fue reemplazada por una nueva, poniendo fin a los malos olores que se generaban en las tuberías de las viviendas.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *