Desde la cárcel sicaria mexicana hizo espeluznante revelación

sicaria-relaciones-decapitadosJuana alias “La Peque” hizo impactantes revelaciones sobre el trabajo que desempeñaba para el Cártel de los Zetas.

Una joven llamada Juana, alias “La Peque”, ha sorprendido a México y también al mundo por sus impactantes revelaciones. La joven recluida en un centro de reinserción reveló que llegó a tener relaciones víctimas decapitadas y también beber su sangre.

La “Peque” desempeñaba funciones como sicaria en el peligroso Cártel de los Zetas. La muchacha tenía la tarea de anestesiar y cortar las orejas de las personas a las que secuestraba este grupo criminal, según reveló larepublica.pe.

Sin embargo, sus revelaciones más sorprendentes fueron que disfrutaba de tener prácticas necrofílicas. La joven apodada como la “Peque”, confesó que llegó a sentir deleite por la sangre, bañándose en ella luego de asesinar a su víctima e incluso la bebía estando caliente.

La joven se volvió tan insensible a la vida que se la señala por haber tenido relaciones sexuales con los cadáveres de los decapitados. La policía afirma que usaba las cabezas separadas como el resto del cuerpo para darse placer ella misma.

Juana “La Peque”, tiene 28 años y nació en HIdalgo, México. Su carrera delictiva inició cuando trabajaba en bares como prostituta, luego se convirtió en “halcona” de los Zetas, tenía la labor de realizar tareas de contraespionaje a militares y policías.

Antes de ingresar al Cártel, los mismos Zetas mataron a su hermano, pero se vio obligada a colaborar con ellos. Llegó a ser mano derecha de algunos de los integrantes de la célula criminal y era la encargada de las decapitaciones y mutilaciones corporales.

Juana alias “La Peque” se encuentra recluida en uno de los Centro de Reinserción Social de Baja California, está estudiando la carrera de contabilidad de forma autodidacta.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *