Señores Congresistas ¿Y la corrupción? … (2)

Orlando Parra / Columnista.

La semana pasada decíamos que en medio de esta “Co-Vida” olvidamos lo que sucede alrededor. Por ejemplo, la llegada de un “nuevo modelo de control fiscal” y nos uníamos a quienes preguntan ¿para qué gastarnos tal cantidad de nuestros impuestos en dicho “control” cuando por cada 1.000 pesos que investigan, sólo logran, probar y recuperar 40? ¿qué hacer?

Decíamos que le preguntaban al embajador del país menos corrupto del mundo ¿A qué se debe el éxito de Dinamarca en materia anticorrupción? Y respondía: “El primero es la transparencia en el sector público. También es clave la formación y cultura de las personas que trabajan en el Estado. Y un tercer factor, corresponde a los controles que tenemos establecidos. Entre estos tres factores, los dos primeros, la transparencia y la cultura relacionada con lo público, creo que son los más importantes” …o sea que “los controles” son secundarios… ¡ojo!. Han pasado 12 generaciones de Daneses, desde que “en 1660, el rey Frederick III inició un proceso de combatir abusos de poder y un reclutamiento de servidores públicos con base en sus méritos, sistema que ha perdurado hasta la actualidad” (latinamericanpost.com). ¡12! Es decir, más allá del tatarabuelo. Lo cual genera “que la picaresca NO forma parte de la idiosincrasia escandinava” (lr21.com.uy) allá si se sanciona moralmente todo vivo que pretenda vivir del bobo ¡aquí aún se le celebra! ¿será ese el fondo?, ¿formar sujetos morales?

Pero bueno, sigamos con los controles (…) ¿Qué se le puede proponer a nuestros congresistas frente a éste tema?. Pues, porque ustedes son los encargados de promover leyes que hagan más efectivo ese control: dudo que el remedio sea solamente triplicarle el presupuesto a la CGR. Eso es como mandar a perfumar un sofá desbaratado…Tal vez lo primero sea esperar el balance real de ese control ahora que se va a diferenciar las contralorías regionales, de la nacional, pues el argumento ha sido que “la plata se pierde es a nivel nacional no en las regiones”. Lo cual puede ser cierto pues los macro-negocios con recursos públicos se dan es en la capital. Empero ciudades medianas como Pereira participan también en grandes negocios: ejemplo la empresa de energía o el aeropuerto.

Se puede promover una auto evaluación de cada contraloría (y procuraduría) donde hagan sus reflexiones ¿es eficiente que el mismo funcionario que investiga, decrete pruebas, las valore, impute y proyecte la decisión? ¿poseen la formación técnico académica para hacerlo? ¿Saben de todo? Resuelto ese tema de calidad pasar al de cantidad ¿hay una proporcionalidad entre investigadores y el cúmulo de quejas que tienen que tramitar?. Ya de manera puntual hacer reformas para superar los traslados a entidades a solicitar que les entreguen (en medio físico) información la cual debería estar en la multiplicidad de sistemas de información ¿en qué siglo estamos?. Asegurar que la revisión de la información valore únicamente los resultados de la gestión asociada a la eficiencia, la economía, la equidad y la valoración de los costos ambientales: deben tener expertos en esos temas. Renovar su planta y convocar concursos de carrera administrativa que aseguren la calidad de sus equipos.

Dada su debilidad, se ha vuelto costumbre el show mediático sobre la investigación y no sobre sus resultados finales juntando culpables con inocentes. Sería bueno establecer sanciones a quienes violen la reserva del sumario. Incluido a quienes dicen que pueden citar ruedas de prensa porque “ellos no tramitan expedientes o no llevan investigaciones” pero si son los jefes de quienes los llevan: un exabrupto que nos cuesta miles de millones cuando los inocentes le cobran al estado (a nosotros) miles de millones en indemnizaciones.

Pero, tal vez, señores congresistas, lo más importante sea cambiar el chip…puede que en “Dinamarca” el control fiscal esté para “buscar mejorar procesos”. Pero aquí estamos en “Cundinamarca” en “Colombia”, aquí deben centrarse es en recuperar la plata que en pequeña, mediana o gran escala se roba nuestra extensa casta de corruptos públicos ¡Y PRIVADOS!

instagram.com/opinionorlandoparrag  — facebook.com/orlandoparragopinion — twitter.com/OrlandoParraG — youtube.com/ciberplural

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *