Presidente de Brasil Jair Bolsonaro asegura que el coronavirus es una ‘gripecita’

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguro que el país no puede parar, atacó a la prensa, acusándolo de causar «histeria» entre la población, defendió el fin del aislamiento y llamó una “gripecita” a la enfermedad del coronavirus.

Recordando su «historial de atleta», Bolsonaro indicó que en caso de que él mismo fuera infectado, no sentiría nada o sufriría «una gripecita» o «un resfriadito».

En una intervención en televisión y radio nacional, Bolsonaro expresó su rechazo a las medidas adoptadas por algunos gobernadores del país que, como en el estado de Sao Paulo donde fue declarada la cuarentena para toda la población, y se pronunció contra «la prohibición del transporte» y el «confinamiento en masa» para contener el COVID-19.

«Debemos volver a la normalidad. Algunas autoridades estatales y municipales tienen que abandonar el concepto de tierra arrasada. La prohibición de transportes, el cierre del comercio y el confinamiento en masa», dijo.

«No hay por qué cerrar escuelas», cuando «en el mundo» los más afectados por la pandemia son las personas mayores de 60 años, agregó.

«Si las empresas no producen, no pagarán salarios. Si la economía colapsa, a los servidores tampoco se les pagará. Debemos abrir el comercio y hacer todo lo posible para preservar la salud de los ancianos y las personas con comorbilidades», puntualizó el mandatario brasileño.

Sobre los pronunciamientos de Bolsonaro una columnista del diario O Globo aseguró que «la única evaluación posible es que el país está gobernado por una persona loca».

“Bolsonaro defendió la idea de que, dado que el grupo de 60 años está en riesgo, las escuelas no deberían cerrarse. Aparentemente no cree en el contagio”, añadió.

Según el mandatario de Brasil, su gobierno está adoptando todas las medidas necesarias para proteger a la población, pero sin la «histeria» y el «pánico» que, a su juicio, esparcen en el mundo «algunos medios de comunicación».

«Difunden exactamente la sensación de temor, teniendo como su buque insignia el anuncio de la gran cantidad de víctimas en Italia. Un país con una gran cantidad de personas mayores y con un clima totalmente diferente al nuestro.

El escenario perfecto, potenciado por los medios, para que verdadera histeria se extendiera por todo nuestro país», dijo Bolsonaro.

En Brasil se reportan por el momento más de 2.200 casos de coronavirus y la cifra de muertos asciende a 46.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *