Nuevas herramientas tecnológicas para mejorar la seguridad en el Megabús

Megabús cada día implementa estrategias para preservar y mantener la seguridad de los usuarios, que actualmente registra 67.000 personas movilizadas por día, entendiendo que por directriz del Ministerio de Transporte en época de pandemia solo puede operar al 50 % de su capacidad total.

Una de las acciones más recientes, fue la implementación del sistema de seguridad privada que prestará el servicio por los próximos 44 meses. Con esta incorporación, el sistema de la entidad amplió su recurso humano con 24 hombres para preservar la seguridad de las 38 estaciones y taquillas, 2 troncales y por supuesto, los ciudadanos. También se cuenta con el apoyo de 2 hombres encargados de realizar recorridos al interior de los articulados, 4 más de manera permanente en estaciones priorizadas y otros 3 motorizados vigilando diariamente el corredor vial que usa el Megabús desde Cuba hasta el municipio de Dosquebradas.

A ello se suma el recurso tecnológico: circuito cerrado de televisión operado desde el Centro de Control por 2 uniformados las 24 horas del día y cuyas cámaras de última generación permiten el reconocimiento facial de las personas que hacen uso del sistema, cabinas de audio para el voceo, botones de pánico en las taquillas y cámaras instaladas en diferentes puntos de la ciudad que permiten la vigilancia especialmente en la Avenida 30 de Agosto y el Viaducto César Gaviria Trujillo.

​ Además, pensando en la seguridad de los usuarios y de sus pertenencias, la segunda flota de buses cambió las ventanas de los articulados para que en la parte inferior (donde hay mayor interacción del usuario con el exterior), estas no fueran corredizas y evitar así el conocido ‘raponazo’ de celulares. También se han realizado campañas mediáticas para evitar que los ciudadanos ofrezcan limosna o apoyo económico dentro y alrededor del sistema.   

Cada una de estas acciones buscan promover la seguridad en el Megabús y controlar especialmente a aquellas personas que se dedican a las ventas informales dentro de los buses articulados, lo cual está prohibido desde el Manual de uso del Sistema. Diariamente la seguridad privada retira alrededor de 100 personas ejerciendo la actividad mencionada mediante perfilamiento, revisión, voceo o información de los ciudadanos.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *