• Marsella cuenta con planta de tratamiento de agua potable optimizada hasta el 2043

    Las obras ejecutadas tienen una proyección de 25 años, es decir, hasta el año 2043.
     
     
    Con una inversión de $731 millones entre la obra y la interventoría, la Gobernación de Risaralda a través de la empresa Aguas y Aseo de Risaralda, culminó en el municipio de Marsella la optimización de la planta de tratamiento de agua potable y los tanques de almacenamiento.
     
    “Este proyecto hizo parte de la actualización y ajuste del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado de la zona urbana y que fue ejecutado en el año 2010, y que contempla el acueducto rural del corregimiento de Alto Cauca, acorde con el nuevo marco normativo del sector de agua potable y saneamiento básico y con la planeación de largo plazo”, aseguró el gerente de la empresa de Aguas y Aseo de Risaralda Óscar Sanabria.
     
    La obra tuvo una duración de 4 meses, en donde se ejecutaron actividades como: construcción de una nueva cámara de aquietamiento de 3.0 m x 3.0 m para disipar la energía del agua a la entrada de la planta, garantizando un tiempo mínimo de retención de 3 minutos; se reemplazó la canaleta Parshall por una canaleta estandarizada construida en fibra de vidrio que garantiza la mezcla óptima del sulfato, esencial en el proceso de potabilización del agua; se cambiaron los moto reductores garantizando las velocidades según la norma y la reducción de la turbiedad. Así mismo, se mejoró el sistema eléctrico y se cambiaron las paletas en madera por paletas en acero inoxidable.
     
    De igual forma se cambiaron las canales de recolección de aguas sedimentadas que presentan alta oxidación, por canales en acero inoxidable; Se cambiaron la totalidad de las 16 válvulas de fondo y válvulas de compuerta que se requerían para una adecuada operación de lavado de filtros, ya que se presentaban problemas de operación por la falta de vástagos y sello hermético.
     
    “Así mismo se dotó de equipos de medición de cloro residual, turbiedad y caudal de entrada a la planta, garantizando una adecuada medición del cloro residual con que se envía el agua a la población, y conocer el grado de turbiedad que presenta el agua en épocas de lluvia, para determinar la cantidad de sulfato que se debe aplicar. Igualmente, se dotó un generador eléctrico de 12 KVA con transferencia automática, que permita seguir operando mientras dura la falta de energía eléctrica. Y debo decir que ee mejoró el aspecto de la edificación con acabados de muros utilizando pinturas tipo auto lavables”, explicó el gerente de la Empresa de Aguas y Aseo de Risaralda.
     
    Finalmente comentó el gerente, que los canales de recolección de aguas sedimentadas que existían, las cuales presentaban alto deterioro por oxidación, fueron reemplazadas por canales en acero inoxidable.  
    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *