• Lo que dice el Gobierno Nacional y lo que hace el Partido de Gobierno

    GACETA DEL CONGRESO #973 DEL 2 DE OCTUBRE DE 2019.

    PROYECTO DE LEY NÚMERO 212 DE 2019 SENADO

    Por medio de la cual se reduce la jornada laboral semanal, se establece el trabajo a tiempo parcial para jóvenes y adultos mayores y se dictan otras disposiciones.

    El Congreso de Colombia

    DECRETA:

    Artículo 1°ObjetoLa presente ley tiene por objeto reducir la jornada laboral semanal de manera gradual, permitir la contratación laboral a tiempo parcial para jóvenes de 18 a 28 años de edad, mujeres mayores de 57 años y hombres mayores de 62 años, permitir los aportes a la seguridad social y el pago de prestaciones sociales en proporción al tiempo laborado, en virtud de estos contratos.

    Artículo 2°. Duración Máxima de la Jornada Laboral. Modifíquese el artículo 161 del Código Sustantivo del Trabajo, el cual quedará así:

    Artículo 161. Duración. La duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo es de cuarenta y cinco (45) horas a la semanaque podrán ser distribuidas, de común acuerdo, entre empleador y trabajador, en 5 o 6 días a la semana, garantizando siempre el día de descanso, salvo las siguientes excepciones:

    1. a) En las labores que sean especialmente insalubres o peligrosas, el gobierno puede ordenar la reducción de la jornada de trabajo de acuerdo con dictámenes al respecto.
    2. b) La duración máxima de la jornada laboral de los adolescentes autorizados para trabajar, se sujetará a las siguientes reglas:
    3. Los adolescentes mayores de 15 y menores de 17 años, solo podrán trabajar en jornada diurna máxima de seis horas diarias y treinta horas a la semana y hasta las 6:00 de la tarde.
    4. Los adolescentes mayores de diecisiete (17) años, solo podrán trabajar en una jornada máxima de ocho horas diarias y 40 horas a la semana y hasta las 8:00 de la noche.
    5. c) El empleador y el trabajador pueden acordar, temporal o indefinidamente, la organización de turnos de trabajo sucesivos, que permitan operar a la empresa o secciones de la misma sin solución de continuidad durante todos los días de la semana, siempre y cuando el respectivo turno no exceda de seis (6) horas al día y treinta y seis (36) a la semana;

    En este caso no habrá lugar a recargo nocturno ni al previsto para el trabajo dominical o festivo, pero el trabajador devengará el salario correspondiente a la jornada ordinaria de trabajo, respetando siempre el mínimo legal o convencional y tendrá derecho a un día de descanso remunerado.

    1. d) El empleador y el trabajador podrán acordar que la jornada semanal de cuarenta y cinco (45) horasse realice mediante jornadas diarias flexibles de trabajo, distribuidas en máximo seis días a la semana con un día de descanso obligatorio, que podrá coincidir con el día Así, el número de horas de trabajo diario podrá distribuirse de manera variable durante la respectiva semana, teniendo máximo hasta nueve (9) horas diarias sin lugar a ningún recargo por trabajo suplementario, cuando el número de horas de trabajo no exceda el promedio de cuarenta y cinco (45) horas semanales dentro de la Jornada Ordinaria de 6. a. m. a 9 p. m.

    Parágrafo 1°. El empleador no podrá aun con el consentimiento del trabajador, contratarlo para la ejecución de dos turnos en el mismo día, salvo en labores de supervisión, dirección, confianza o manejo.

    Artículo 3°Implementación GradualLa disminución de la jornada laboral ordinaria y de que trata esta ley, podrá ser implementada de manera gradual por el empleador, de la siguiente manera: a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, el empleador implementará una jornada laboral semanal de hasta 47 horas. A partir del segundo año de la entrada en vigencia de la presente ley, será de hasta 46 horas y a partir del tercer año, la jornada laboral será de hasta 45 horas a la semana, conforme a lo establecido en el artículo 2° de la presente ley.

    Lo anterior, sin perjuicio de que a la entrada en vigencia de la presente ley, el empleador se acoja a la jornada laboral de 45 horas a la semana.

    Artículo 4°Derechos adquiridos de los trabajadoresEl empleador debe respetar todas las normas y principios que protegen al trabajador. La disminución de la jornada de trabajo no reduce la remuneración ni exonera de obligaciones en favor de los trabajadores.

    Artículo 5°ExoneraciónLa disminución de la jornada laboral de que trata esta ley, exonera al empleador de dar aplicación al parágrafo del artículo 3° de la Ley 1857 de 2017, así como a lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley 50 de 1990.

    Artículo 6°Contrato a tiempo parcialPodrá celebrarse contrato de trabajo por horas, días o semanas, cuando se trate de jóvenes entre 18 y 28 años que estén cursando estudios, o cuando se trate de mujeres mayores de 57 años y hombres mayores de 62 años. Este contrato deberá constar por escrito, de lo contrario se presumirá la existencia de un contrato de trabajo a término indefinido.

    Las cotizaciones al sistema de seguridad social y pago de prestaciones sociales, derivadas de los contratos de trabajo de que trata este artículo, se harán en proporción al tiempo laborado. En todo caso, el porcentaje correspondiente para aportes, cotizaciones al sistema de seguridad social, y el pago de prestaciones sociales, no podrá ser inferior a la proporción del valor de la hora del salario mínimo legal mensual vigente.

    Artículo 7°ReglamentaciónEl Ministerio de Salud reglamentará, dentro de los 6 meses siguientes a la entrada en vigencia de la presente ley lo pertinente al recaudo, pago de cuotas moderadoras, copagos, incapacidades y beneficios en salud, de las personas que no coticen en un mes los 30 días completos, para que dichos beneficios sean proporcionales al monto de sus cotizaciones y determinará, conforme al total del Ingreso Base de Cotización mensual (IBC), de cada trabajador, el régimen de salud al que este quedará adscrito. De igual manera y en el mismo plazo de tiempo, el Ministerio de Trabajo reglamentará lo pertinente al régimen de riesgos laborales.

    Artículo 8°VigenciaLa presente ley empezará a regir a partir de la fecha de su publicación y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias, en especial el parágrafo del artículo 3° de la Ley 1857 de 2017, así como a lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley 50 de 1990.

    * * *

    Considero importante que mis conciudadanos conozcan este Proyecto de Ley, autoría del Senador Álvaro Uribe Vélez y jefe político del Presidente Duque, Proyecto que actualmente cursa en el Senado de la República. El Gobierno niega tales pretensiones pero su partido dice y hace otra cosa; y si no estuviera de acuerdo el presidente Duque, muy seguramente dicho Proyecto hubiera sido retirado. Pero ¡ahí sigue vivito y coleando! Seguramente el honorable proponente y su grupo de áulicos esperan saber qué pasa con el paro nacional del 21 de noviembre para, de espaldas al pueblo, seguirlo impulsando.

    Esta transcripción del Proyecto la he tomado directamente de la Gaceta del Congreso, cuyos datos incluí al principio del texto y que usted, amable lector, puede verificar en dicha página. No es un invento mío.

    Con estas cosas, en las que se miente por aquí y por allá, cuando se miente descaradamente a la nación, necesariamente se termina perdiendo la creencia en esa clase política populachera y mendaz. En ciernes, en borradores, hay otros proyectos desastrosos para la mayoría de colombianos, como la mal llamada prima a la canasta familiar con la que, en la práctica, acabaría con las Cajas de Compensación Familiar; la reforma pensional que si bien de pronto no aumenta la edad para la jubilación, sí va aumentar escandalosamente las semanas de cotización y ya no con el promedio de sus salarios, sino con base en lo ahorrado que es como si se hubiera aumentado la edad. Sobre el tema de las pensiones expondré mi pensar en otro artículo. También está en gestación el llamado “Holding Financiero” a través del cual se propone privatizar a Ecopetrol y vender a ISA, entre otras muchas más entidades públicas.

    Y la caída LEY DE FINANCIAMIENTO, que no es otra cosa que una reforma tributaria, lesiva para las clases media y bajas. Muchos congresistas, antes de las recientes elecciones regionales, manifestaron que le harían modificaciones en los próximos debates. ¡Amanecerá y veremos! Porque durante este año se ha comprobado que en vez de aumentar el empleo ¡disminuyó! y que sólo ha beneficiado a la plutocracia colombiano y ha pauperizado a la clase trabajadora.

    Sobre estos temas se han referido los diferentes medios de comunicación (Televisión, radio, prensa y revistas) de los que son propietarios aquellas élites jurídicas y naturales que tienen grandes intereses económicos directa o indirectamente en los recursos del erario público y que, además, son impulsores de tales reformas. Entonces ¿por qué ahora se niega la inexistencia de todo este acontecer?

    El pueblo colombiano, por fortuna, ha experimentado enormes sacrificios que los ha saciado y políticamente, madurado. Ya no “traga entero” como en otros tiempos. Y por eso va hacer uso del derecho constitucional a la protesta social, que esperamos transcurra siempre en total orden y paz, para que no se deslegitime. Pero debe ser así, especialmente este 21 de noviembre, porque es un movimiento del orden nacional. PAZ, AMOR y SOLIDARIDAD.

    Dosquebradas, noviembre 16 de 2019.                                Correo electrónico: ferpis7@hotmail.com

     LO EXPRESADO EN ESTE ARTÍCULO DE OPINIÓN ES DE RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE SU AUTOR Y NO NECESARIAMENTE REFLEJA EL PENSAMIENTO DE RISARALDA HOY.COM

    Compartelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *