La CARDER avanza en la gestión ambiental con las comunidades indígenas

La Carder está desarrollando los  proyectos de gestión ambiental de los territorios que garanticen el reconocimiento y la inclusión de las comunidades indígenas de Risaralda.

La directora general (e) de la CARDER, Tatiana Margarita Martínez Díaz Granados, se reunió con varios representantes del Resguardo Indígena Escopetera y Pirza, entre ellos el gobernador indígena Jhon Faber Bañol Bañol; con el objetivo de consolidar una agenda conjunta para la atención de diversas actividades dirigidas al mejoramiento de las condiciones ambientales de esta comunidad y avanzar en la gestión de los instrumentos de planificación ambiental institucionales, como los POMCA y los PORCH que corresponden a la regulación de corrientes hídricas,  e instrumentos propios de la comunidad indígena como el Plan de Vida.

 

“Hemos decidido instalar una mesa de trabajo, específicamente para el tema del ordenamiento del Río Opirama, del Río Quinchía, del POMCA  que tenemos que sacar adelante; pero sobre todo para articular este trabajo como autoridades responsables del medio ambiente. Con el Gobernador indígena hemos acordado llevar la educación ambiental y trabajar con ellos el banco de semillas que tienen su comunidad”, dijo la directora general (e) de la CARDER.
 
Por su parte, el gobernador indígena Jhon Faber Bañol Bañol, destacó la importancia del encuentro con la Corporación Autónoma y agradeció el reconocimiento de los procesos que adelanta su comunidad por parte de la autoridad ambiental del departamento.
 
“Vamos a tener un espacio permanente de dialogo, de concertación y fortalecimeitno de procesos con la CARDER; tambien vamos a participar en la mesa departamental ambiental y socializar todos los procesos de consulta previa relacionados con el Río Opirama”, dijo el gobernador indígena.
 
Actualmente la Corporación Autónoma adelanta diferentes procesos de fortalecimiento de la gestión ambiental territorial con las comunidades indígenas del Departamento.
 
Entre estos se destacan: El apoyo a la construcción y gestión de los Planes de Vida de las comunidades Lomas – Citabará en Mistrató, Flor del Monte en Belén de Umbría y Cabildo Tatamá en Santuario. Igualmente se adelantan acciones orientadas al mejoramiento de la seguridad alimentaria con comunidades del resguardo Unificado Chamí de Mistrató, a través de un convenio de asociación con UNISARC, donde se busca apoyar el desarrollo de un proyecto de piscicultura familiar y comunitaria, con el liderazgo y participación de la mujer indígena.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *