Justicia indígena no descarta juzgar a los soldados que violaron a niña embera

El País / Si bien en este momento la prioridad es realizar monitoreo y verificación al restablecimiento de los derechos de la niña perteneciente a la comunidad indígena Embera Katio, de 13 años, abusada por siete soldados regulares del Ejército, la jurisdicción indígena estudia el proceso para proceder si así lo consideran necesario.

En un comunicado oficial de la Organización Nacional de Indígenas de Colombia (ONIC), emitido días atrás señalaron su intención de que los soldados fuesen juzgados en ambas jurisdicciones.

“Las Autoridades Tradicionales exigen que los agresores sean entregados a la Justicia Indígena para ser juzgados y que después de cumplir la condena también sean juzgados por la justicia penal ordinaria, exigencia que la Organización Nacional Indígena de Colombia respalda”, dice la comunicación.

Fuentes cercanas al proceso señalaron que los abusos a los que fue expuesta la menor, es una cotidianidad en las comunidades indígenas del país. Además, dicen que los excesos por parte de los miembros de la Fuerza Pública es una “violencia estructural” con la que tienen que vivir una vez invaden su territorio.

El documento revelado por la ONIC da cuenta que en medio de la pandemia se han registrado cifras altas de agresión sexual y física contra las mujeres.

A juicio de la entidad, en el 2020 van 99 mujeres asesinadas, 14 de ellas durante la cuarentena.

“En los pueblos indígenas se ha denunciado varios hechos de agresión a los niños y niñas indígenas, todo esto indica que este es un problema estructural que carcome los cimientos de toda la sociedad colombiana que evidencia que la guerra naturaliza la violencia contra las mujeres y la niñez y que nos llama a hacer unidad para acabar de una vez por todas con esta pandemia que es la violencia política, social y de género”, reseña en el documento.

De la menor se sabe que en este momento se encuentra en los procesos de fortalecer los mecanismos de acompañamiento espiritual, social, cultural y ancestral.

La niña que hace parte de una familia de 13 personas. En este momento se encuentra con sus hermanos y su madre.

Fuente / elpais.com.co

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *