Hechos aislados trataron de alterar el proceso electoral: Mindefensa

Al cierre de la jornada electoral, el ministro de Defensa Nacional, Guillermo Botero, indicó que el ‘Plan Ágora’ y el ‘Plan Democracia’ funcionaron adecuadamente y que «éstas han sido unas elecciones tranquilas y en paz, con uno que otro hecho que lamentar».

Botero informó algunas novedades en cuanto a orden público se refiere: «En el Charco en Nariño, dos niños jugaron con balón que contenía explosivos, lamentablemente salieron lesionados, fueron trasladados para brindarle la atención necesaria. En Juntas de Tamaná, corregimiento de Nóvita, Chocó, presuntamente el Eln intentó intimidar a funcionarios, pero fue temor de la ciudadanía, porque allí hacía presencia la Fuerza Pública».

«En la semana previa a las elecciones habíamos tenido alerta sobre 21 planes posibles para atacar la jornada electoral, afortunadamente y gracias a la prevención que tomó la Fuerza Pública, no ocurrió nada y estos fueron debidamente controlados». Durante la jornada electoral no se presentaron atentados, ni lesiones a ninguno de los 117.800 candidatos inscritos.

En la tarde, se presentaron incidentes, concretamente en San Zenón, Magdalena, donde se produjo la incineración de un material y hubo quema de parte de la Registraduría. Igualmente, en Pijiño del Carmen, aproximadamente a 23 km de distancia en línea recta del anterior, donde se impidieron las elecciones y hubo destrucción de mesas de votación, sin embargo, Botero informó que la situación está controlada.

En Santa Cecilia de Astrea, Cesar, fueron quemadas dos mesas, que tenían un potencial electoral de 400 votos. En Santana, Boyacá, hubo un enfrentamiento entre partidarios de los electores, actuó el Escuadrón Móvil Anridisturbios, pero no hubo perturbación alguna.

Dentro de las cifras que reveló el titular de la cartera de Defensa, en lo que tiene que ver con actuaciones de la Fuerza Pública: hubo 154 capturas por diferentes hechos, 25 de ellas por delitos electorales; se tomaron 2.477 medidas correctivas por situaciones como porte de armas, objetos cortopunzantes y consumo bebidas embriagantes; se revisaron, de manera preventiva, 6.697 establecimientos que estaban abiertos al público.

En Barrancominas, Guiania, se hizo la explosión controlada de dos artefactos que iban contra la base militar, y en la Macarena, Meta, vereda La Catalina, se activó un artefacto explosivo improvisado, al paso de unos soldados, dos militares resultaron lesionados.

Por último, en lo que concierne a delitos electorales, Botero indicó que hubo 7.786 quejas que fueron tramitadas en el Ministerio del Interior, 385 de ellas, fueron tramitadas en la Policía Nacional. Las conductas más denunciadas fueron intervención en política por parte de servidores públicos, representó un 13.14%, corrupción al sufragante, con un 11.63% y vigilancia al proceso electoral con un 8.16%.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *