En libertad el médico que en Bogotá asesinó a tres atracadores

Fue dejado en libertad el médico colombiano que el presunto ejercicio de su defensa asesinó a tres hombres que pretendían atracarlo en un puente peatonal en Bogotá. El hecho, que se volvió tema de discusión nacional, marcó una disputa en la opinión pública de lo que es y no legítima defensa, así como el porte de armas de fuego.

El hombre quedó en libertad luego de entregarse voluntariamente a las autoridades horas después de ocurridos los hechos. Aunque la opinión pública aún no conoce la identidad del profesional de la salud, se especula que es un reconocido médico de la capital colombiana.

Según las autoridades locales que conocieron el caso, el galeno portaba consigo un arma con salvoconducto debido a que presuntamente había recibido amenazas. Cabe destacar que a pesar de haber quedado en libertad, el hombre seguirá vinculado a la investigación mientras se adelantan las investigaciones y en caso de acreditarse la posición de legítima defensa quedar absuelto del proceso.

De acuerdo con la Fiscalía General, los asaltantes que murieron en el hecho tenían antecedentes penales por los delitos de hurto, porte de armas y suplantación de policías para cometer diferentes delitos.

Fue en legítima defensa

Sin duda el debate sobre la muerte de los tres asaltante avivó la postura de aquellos que están en contra de que los ciudadanos puedan portar armas. Pese al malestar de un sector de la opinión pública, también se evidenció una gran muestra de apoyo hacia el médico.

El primer anuncio que respaldó la tesis de la legítima defensa fue la realizada por la alcalde de Bogotá, Claudia López, quien informó que se tiene «el reporte de lo sucedido y la Fiscalía y la Policía están adelantando hoy mismo la investigación con la persona que legítimamente se defendió». López también informó que se está determinando de dónde provenía la estructura delincuencial y si tiene otras redes criminales que operan en la ciudad.

Por otro lado, juristas de renombre aseguraron que el caso encuadra perfectamente en lo que se conoce como legítima defensa, que es regulado por el Código Penal. Sin embargo, explicaron que hay que estudiar el tiempo, modo y lugar en que se desarrollaron los hechos para que el juez valore lo ocurrido y tome una decisión en derecho.

«Una persona que va a hurtar con arma blanca o de fuego está dispuesta a agredir o a matar. Si son tres, más razones para pensar que la vida corre riesgo. En ese caso no se defiende de un hurto, se defiende su vida», manifestó el abogado penalista Iván Cancino.

Por su parte, el abogado penalista Abelardo de La Espriella sostuvo que se trató de una acción legal y fue más allá al felicitar al médico por la acción: “Ahora que no salgan a decir algunos, que se trata de mansas palomas. Y para que no incurran en más majaderías, sepan y entiendan que claramente operó la Legítima Defensa”.

¿Qué es la legítima defensa?

El artículo 32 del Código Penal habla sobre la ausencia de responsabilidad penal y refieren 12 casos en los que una persona no podrá ser procesado penalmente. Entre esos 12 casos puntuales se encuentra la legítima defensa: «Se obre por la necesidad de defender un derecho propio o ajeno contra injusta agresión actual o inminente, siempre que la defensa sea proporcionada a la agresión. Se presume la legítima defensa en quien rechaza al extraño que, indebidamente, intente penetrar o haya penetrado a su habitación o dependencias inmediatas».

Para el abogado penalista Francisco Bernate la legítima defensa es un derecho fundamental que cualquier ciudadano que se encuentre en riesgo puede ejercer. Afirmó que las autoridades judiciales son quienes deben establecer con las pruebas si el médico reaccionó de tal manera defendiendo su vida.

Y agregó que ante una situación en la que las autoridades no están para proteger al ciudadano, la Constitución lo faculta para proteger sus derechos fundamentales, como su vida o su patrimonio.

Fuente / Panam Post

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *