• EL DEDO EN LA LLAGA / ¡Bienvenido el Nobel a Risaralda!

    ALVARO RODRIGUEZ HERNÁNDEZSe apresta Risaralda a cumplir 50 años de fundada.

    Eran otros tiempos y otros hombres. Risaralda ha tenido el privilegio de ser bien gobernada en gran parte de esta gesta. Hay gobernadores que nos han honrado. Otros, debieron estar guardados por mañosos y sirvenguenzas. Ha existido una dirigencia miope, en altas proporciones.

    Ha presentado el señor gobernador del Departamento, doctor Sigifredo Salazar,  un programa de eventos y celebraciones, que incluye el Congreso Nacional de Comerciantes, el Congreso de Contralores, el Simposio internacional de aves. Pero sin discusiones, el atractivo  de esta conmemoración es la llegada del señor Presidente Juan Manuel Santos y un considerable grupo de Ministros, presentes para la inauguración del llamado Centro de Convenciones, proyecto gestado por la Cámara de Comercio y  la poderosa marca de Mauricio Vega Lemus.

    Es un macroproyecto regional, que sin lugar a dudas, “nos empieza a ubicar como uno de los destinos de preferencia en el llamado turismo corporativo del país”.

    Por agosto del pasado año, el Presidente Santos, bordeando hoy un infierno en su imagen pública, estuvo en Santa Rosa,  entregando viviendas y escenarios deportivos. Brilló por su ausencia en la apertura de EL DIARIO.

    Para este aniversario, el Presidente Santos quedó en deuda con los risaraldenses. Los congresistas nuestros, no supieron interpretar con justicia el medio siglo de este joven Departamento.  ¿Acaso, sabrán del aniversario? El vicepresidente Vargas Lleras, ahora buscando votos, fue un nostálgico del poder.  Unos y otros no midieron, no pulsaron, el origen del café a lo largo de su historia. De su gente como patrimonio, para entregarle la gran obra. Nos faltó, en buenos términos, “resistencia civil”. Deuda para con la región, es poco. El déficit es alto.

    Los brotes de seguridad en el espectro urbano, no han desaparecido. Tampoco, la presencia de reductos del ELN. Mucho menos el narcotráfico que se pasea como un ritual nocivo. El agro ha sido un largo camino errores.

    Se le olvida al Presidente Santos, que Risaralda le aportó con el propio Mauricio Vega, el ex presidente Gaviria, el ex gobernador Fabio Villegas  y el Ministro de Defensa, Luis Carlos, un contingente humano para evitar la ruptura social  por la pérdida del plebiscito, que  casi termina por arruinar loa vientos de guerra que han acompañado a Colombia.

    Acaso, se podrá preguntar ahora, y qué piensa Pereira, su capital, para aportarle en esta fiesta a Risaralda, ¿fuera de un centralismo barrigón?

    Por: ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *