Duque no responde a criticas de Trump: “le rendimos cuentas al pueblo colombiano”

“Nosotros le rendimos cuentas al pueblo colombiano y así lo seguiremos haciendo, y seguiremos invocando la solidaridad del mundo para enfrentar un asunto de corresponsabilidad”, expresó el presidente colombiano Iván Duque Márquez en tácita referencia a las nuevas críticas que le lanzó el presidente de EE.UU., Donald Trump, quien insistió en que el mandatario colombiano no estaba haciendo nada para combatir el narcotráfico y además señaló que como otros países centroamericanos, Colombia estaba enviando delincuentes a Estados Unidos.

En un discurso que pronunció este miércoles en el lanzamiento del primer Distrito de Policía Turístico e Histórico de Cartagena, el presidente Duque fue reiterativo al señalar que solo le rinde cuentas al pueblo colombiano, sin mencionar en ningún momento a Trump.

Al respecto dijo: “Quiero también aprovechar esta noche para hacer una reflexión sobre uno de los flagelos más grandes que ha afectado a Colombia y que también ha afectado a la ciudad de Cartagena. Pero lo hemos enfrentado siempre con hidalguía. Me quiero referir al narcotráfico”.

Y luego hizo las siguientes precisiones:

Colombia ha sido un país azotado a lo largo de su historia por ese crimen deleznable.

Recordamos los trágicos años 80, donde los carteles amenazaron la justicia, la política, los medios de comunicación, sembraron terrorismo en el territorio.

Y Colombia se paró firme para enfrentarnos. Con dificultades, pero los enfrentamos, porque era nuestro deber moral.

Nosotros en aquellas épocas le mostramos al mundo que aquí estábamos poniendo los muertos para enfrentar el narcotráfico, y que el mundo también necesitaba actuar para frenar el consumo de las drogas.

Porque enfrentar el narcotráfico es una tarea compartida.

En los 90 logramos derrotar a muchos carteles. Y después el negocio del narcotráfico migró hacia lo que se conoce como las estructuras narcoterroristas, que por años también han hecho presencia en el territorio nacional.

Para nadie es una mentira que la lucha contra ese fenómeno es una lucha de todos los países del Mundo.

Así como está en las convenciones desde los años 70, el mundo entero debe enfrentar este fenómeno, y lo debe hacer con un sentido claro de moralidad: por un lado enfrentar la oferta y por otro lado enfrentar la demanda.

Nosotros como país vimos hace 20 años el nacimiento del Plan Colombia, un plan donde Estados Unidos y Colombia se unieron en esta responsabilidad compartida, para enfrentar este fenómeno.

Y hay que reconocer que entre 1999 y el año 2012, Colombia logró pasar de 180 mil hectáreas de coca, a cerca de 50 mil hectáreas.

Pero cuando empezó nuestro Gobierno en agosto, le dijimos a Colombia y al mundo que nos preocupaba que desde el año 2012 al año 2018, se había dado un crecimiento exponencial de los cultivos ilícitos, llegando a un poco más de 200 mil hectáreas.

Desde que empezó nuestro Gobierno fuimos claros y consecuentes con lo que tanto dijimos en campaña, porque fue con esas banderas, con las de enfrentar el narcotráfico, con las de enfrentar esas estructuras de crimen organizado, con las que fuimos elegidos Vicepresidenta.

Y lo hicimos porque era nuestro deber moral, no por nada distinto.

Porque aquí hay que rendirle cuentas es al pueblo colombiano para derrotar la criminalidad, y por eso desde el 7 de agosto expandimos en casi cuatro veces los grupos de erradicadores manuales.

En estos 8 meses que llevamos de gobierno, hemos hecho de esa cuadruplicación de los grupos de erradicadores, una herramienta importante para tener éxito en la radicación.

Hemos desmantelado cristalizaderos, laboratorios, enfrentado al ‘Clan del Golfo’, a Los Pelusos’, a los Caparrapos, el Eln, a las disidencias, a todos los que estén en ese negocio porque es nuestro deber moral.

Y, también, hemos sido claros en fortalecer las capacidades contra el lavado de activos y fortalecer también las capacidades de interdicción en todo el territorio nacional. Eso es lo que venimos haciendo, enfrentando ese flagelo.

Y fuimos a la Corte Constitucional a expresarle a la Corte, con claridad y con respeto, que Colombia tiene que cortar ese crecimiento exponencial. Y a eso nos hemos dedicado y nos seguiremos dedicando, porque es un asunto de deber del pueblo colombiano derrotar ese fenómeno, y le rendimos cuentas es al pueblo colombiano para enfrentar ese fenómeno.

Y por supuesto, trabajamos de la mano con los países que quieran hacer este ejercicio, un trabajo compartido, porque así es, un trabajo compartido.

Necesitamos el trabajo de todos. Los países que tienen altos niveles de consumo deben enfrentar ese fenómeno, mientras nosotros hacemos lo propio en Colombia, enfrentando a los carteles y enfrentando los cultivos ilícitos.

Mientras nosotros hacemos esa tarea, también otros países deben enfrentar el comercio de precursores químicos con órdenes claras, diáfanas y transparentes.

Ese es el deber nuestro con el pueblo colombiano. Y yo valoro todos los esfuerzos que se han hecho desde que surgió el Plan Colombia.

Ese esfuerzo compartido se debe mantener, porque eso es lo que le ha dado coherencia a esta lucha contra el narcotráfico.

Y quiero también, hoy, agradecerles a las familias de los héroes que han dado sus vidas en Colombia para derrotar ese flagelo.

Colombia los llora y los recuerda. Colombia, hoy más que nunca, está preparada para enfrentar ese fenómeno. Esperamos tener todas las herramientas a disposición, pero que no quede duda que nosotros hacemos estas tareas porque nuestra principal obligación es con la legalidad, con la Constitución colombiana, que nosotros le rendimos cuentas al pueblo colombiano y así lo seguiremos haciendo, y seguiremos invocando la solidaridad del mundo para enfrentar un asunto de corresponsabilidad.

Aquí en Cartagena, el fenómeno de las drogas ha traído graves efectos en el pasado, pero me hace muy feliz, que el decreto de incautación de dosis personal en el espacio público haya permitido, también, grandes confiscaciones, para que no estén los jíbaros en los parques de esta ciudad, ni en los espacios escolares.

Felicito a los ciudadanos que se han aplicado a entrar en la Red de Participación Cívica, que ya está llegando al millón de miembros.

Y también felicito a los ciudadanos que apelan a la Línea 167 para denunciar el tráfico de drogas en esta ciudad”, concluyó Duque.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *