• Colombianos condenados a cadena perpetua en Catar serán repatriados

    RAM / Los colombianos Juan Pablo Iragorrri (de Bogotá) Francisco Javier Vergara, (de Cali) Yesid Mejía Herrera (de Tulua) y Martha Yanira Castellanos (de Puerto Asis), quienes estaban condenados a cadena perpetua en Catar, serán repatriados tras la intercesión del defensor del pueblo, Carlos Negret, ante el presidente del Comité de Derechos Humanos de ese país, Ali Al Marri.

    En una visita al país árabe, el defensor del pueblo, Carlos Negret, a través del presidente del Comité de DDHH de Catar, logró que este Gobierno permitiera la repatriación de cuatro colombianos.

    Tras un trabajo de varios meses de gestión directa, el primer ministro de Catar autorizó la transferencia de los ciudadanos a Colombia. “Desde hace 11 meses iniciamos un trabajo diplomático, con mucha prudencia, pero con paciencia”.

    Desde marzo de este año, Negret preside la Alianza Global de Instituciones de Derechos Humanos del mundo (Ganhri por sus siglas en ingles), de la que hacen parte 112 países de 193 pertenecientes a las Naciones Unidas.  Así, desde esta institución con el presidente de la institución de Derechos Humanos de Catar, el defensor propuso el tema.

    “Durante este año por diferentes motivos nos encontramos en Nueva Ginebra y en Medellín, y es la segunda vez este año que vengo a Catar. (…) Ayer tuve una reunión con Ali Marri y me dijo que estaba autorizada la libertad de los 4 ciudadanos de Colombia”.

    Al parecer los cuatro colombianos estaban recluidos y condenados a cadena perpetua por una causa penal de narcotráfico y, según el defensor, habían cumplido 9 años de la pena. Hasta el momento no se conoce si los colombianos efectivamente habrían cometido tal delito. “Nunca he mirado el expediente y no me consta que hayan cometido tal delito, porque mi trabajo es humanitario, simplemente tramité los asuntos humanitarios de estos colombianos que querían volver a su casa”.

    Tras cumplir un trámite administrativo, las cuatro personas podrán regresar a Colombia, a sus lugares de origen, y si no tienen ningún requerimiento de la justicia colombiana, quedarán en libertad.

    Sobre este trabajo diplomático, Negret agradeció al gobierno de Catar: “Lo que creo es que hay que agradecer la generosidad inmensa del gobierno de Catar en permitir que estos ciudadanos vuelvan al seno de su casa”.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *