• ¿Cambio climático en la política?

    Definitivamente Colombia es un Macondo de más de 2 millones de kilómetros cuadrados. Ahora el pueblo ha descubierto una nueva clasificación para calificar las cualidades de un gobernante o candidato. Ya no se habla de candidatos honestos, capaces, con experiencia en el manejo gerencial de la cosa pública. Ahora se dice: candidato tibio, candidato frío, candidato caliente. Esos aspectos del liderazgo se miden en grados de temperatura. Por ejemplo, se dice que Fajardo es tibio, y por tanto, no sería buen Presidente para gobernar a un país que necesita hacerle frente al señor Maduro de Venezuela para bajarle su temperatura y quitarle su altanería, o para derrotar a la guerrilla.

    De Zuluaga se comenta que no despierta emociones en el elector, que es frío como el hielo, y por consiguiente no va a alcanzar los votos que necesita para ganarle a Petro. En cambio, de Vargas Lleras, se dice que es un candidato muy caliente capaz de incendiar el continente sur americano.

    De todos modos, el panorama político del país en este momento es confuso y oscuro. Por primera vez en muchos años, y a 6 meses de las elecciones para el Congreso de la República y a 9 meses de las presidenciales, el centro y la derecha no tienen candidatos ni tampoco se ven campañas electorales como en épocas anteriores, pues la mayoría de estos personajes no tienen nada qué decir ni nada qué ofrecer a un pueblo lleno de necesidades y de pobreza, con una tasa de desempleo que bordea el 20%, y hambre e inseguridad por las calles de las ciudades.

    Sin embargo, esta encuesta tiene algo folclórico en el panorama político que comienza a ordenar sus caballos para la carrera. Por ejemplo, el ex alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, con un parecido físico y emocional con el ex presidente Trump, en esta encuesta de Invamer, revela una intención de votos para las elecciones presidenciales de mayo de 2022, de un 11%, tercero en la lista (Petro, Fajardo), por encima de Juan Manuel Galán, Federico Gutierrez y Germán Vargas Lleras.

    Así las cosas, en estas condiciones climáticas, donde reina la emoción y la confusión mental de Confucio, Epa Colombia (Daneidy Barrera Rojas), podría llegar al Senado con más votos que Mockus y Robledo juntos. Como dirían en Barranquilla: Epa Colombia, ¡Güepaje!

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *