• Avanzan obras de mitigación de riesgo, fase I en la quebrada La Dulcera

    Las obras son construidas con recursos de Aguas y Aguas y la Administración Municipal.

    Se emplea la misma tecnología usada en las obras del Nuevo Egoyá.

    Para el primer trimestre del 2023 se tiene prevista la culminación de las obras para la optimización de la Quebrada La Dulcera, tramo I, fase I, adelantadas por el Gobierno de la Ciudad y Aguas y Aguas de Pereira, con una inversión de cerca de $ 7.558 millones, de los cuales $6.774 fueron destinados para las obras y $ 784 millones para interventoría.

    A la fecha, esta intervención registra un 63% de avance, contemplado en excavaciones de pozos verticales; excavaciones de túneles entre pozos y descole; construcciones de anclajes en zona de talud y de obras para el manejo de aguas lluvias en zona de descole; instalación de anillos en lámina liner en los pozos e inyecciones en mortero y lechada de cemento en pozos.

    Al respecto de esta obra, Leandro Jaramillo Rivera, gerente de Aguas y Aguas de Pereira, hizo referencia al método constructivo utilizado en estas ejecuciones. “En qué consiste esta obra, tenemos la misma tecnología que utilizamos en Egoyá, unos túneles de acceso y abajo en el suelo, 17 metros abajo se está entonces construyendo la tubería que va a reponer el antiguo canalizado de la Quebrada La Dulcera”.

    VISITA CON ENTIDADES A OBRAS
    En aras de verificar el estado de avance de estas obras, se llevó a cabo una visita de inspección en la que participaron entre otros, delegados de la CARDER; Alexander Galindo, Director de la DIGER; Gloria Patricia Aguilera Morales, Procuradora Judicial Ambiental y Agraria; Leandro Jaramillo Rivera, Gerente de Aguas y Aguas de Pereira, así como el contratista de obra y los encargados de la interventoría de la misma.

    Con relación a esta actividad, Leandro Jaramillo Rivera, gerente de Aguas y Aguas de Pereira, indicó: “Acabamos de terminar una visita de seguimiento de la Procuraduría acá en la obra de La Dulcera, una obra fundamental en este momento para la ciudad, que básicamente consiste en reponer la parte más crítica, en términos de riesgo, de una quebrada que está enterrada a la altura de la Avenida Juan B. Gutiérrez. Vamos en un 63% de adelanto de la obra, esperamos terminar en el primer trimestre del próximo año.

    Una obra que la verdad se ha realizado con los máximos estándares sobre todo en Seguridad y Salud en el Trabajo, no hemos tenido ningún tipo de incidente y esperamos entonces que las condiciones sean favorables para garantizar una excelente terminación de la misma”.

    Por su parte, Alexander Galindo, Director de la DIGER, manifestó: “Estamos en este momento en una de las obras más importantes de riesgo para el Municipio de Pereira, por no decir que es la más importante en este año, que es la canalización de la Quebrada La Dulcera, una canalización muy antigua, que tiene graves dificultades en temas de estructura y posiblemente situaciones que puedan generar un evento de colapso, con esta obra lo que estamos garantizando es darle mejor seguridad a la zona, darle mejor seguridad a los pereiranos y obviamente mitigar una condición de riesgo que venía siendo una característica que nos podría generar una emergencia en el futuro. Vamos con un avance positivo, nos vamos muy contentos con la ejecución de la obra, con el desarrollo ingenieril que se viene trabajando acá y el municipio le puede decir hoy a la ciudadanía que estamos trabajando en reducir las condiciones de riesgo para la ciudad”.

    DATO DE INTERÉS
    Para la vigencia 2023 se estima la ejecución de las obras fase II, con una inversión cercana a los 16.000 millones de pesos.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *