48 meses de cárcel en EE.UU. para exfiscal Luis Gustavo Moreno

RAM / La Corte Federal del Sur de la Florida condenó a 48 meses de cárcel a Luis Gustavo Moreno, exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, por delitos de conspiración para cometer fraude en giros bancarios, fraude bancario y conspiración para lavar de dinero.

Durante el juicio, Luis Gustavo Moreno aceptó su responsabilidad de intentar sobornar al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus, con el objeto de desviar la investigación en su contra por el caso conocido como el ‘cartel de la hemofilia’.

Moreno contactó en un aeropuerto de Miami al exmandatario de Córdoba para que le entregara 100 millones de pesos.

La conversación fue grabada por agentes de la DEA, organización que había sido contactada previamente por Lyons.

En marzo de este año la Corte Suprema había dejado en 4 años y 10 meses de cárcel la condena al exfiscal Luis Gustavo Moreno, luego de corregir el “error de cálculo” que cometió en la condena.

La decisión la formalizó el alto tribunal este viernes, 48 horas después de haber suspendido la reducida condena inicial de 3 años y seis meses de presidio que le había impuesto y que causó revuelo en medios judiciales y políticos.

Ahora, la Corte le elevó a 4 años y 10 meses y 15 días la pena de cárcel a Luis Gustavo Moreno, argumentando una rebaja del 50 por ciento por sentencia anticipada por los delitos de concusión y utilización indebida de información privilegiada.

El pasado miércoles, la Corte Suprema de Justicia informó que “por un error de cálculo” suspendía la notificación de la sentencia impuesta un día antes al exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, por el escándalo de corrupción que promovió en el mismo tribunal de justicia.

Sin embargo, también dejó en claro que el fallo condenatorio, no cambiará: “No hay discusión frente al sentido de condena, se le reconoce la rebaja que corresponde a la mitad por acepar cargos en la imputación, pero se va a reexaminar el monto”.

Gustavo Moreno fue condenado luego de haber aceptado cargos por concusión y utilización indebida de información privilegiada, razón por la que se beneficia de hasta el 50% de la pena de cárcel.

El código penal dice en el artículo 404 que el delito de concusión tiene una condena de entre 6 a 10 años de prisión y una multa de 50 a 100 salarios mínimos.

En ese mismo sentido, por el artículo 420 por el delito de utilización indebida de información privilegiada no hay condena, pero sí determina que “el servidor público incurrirá en multa y pérdida del empleo o cargo público”.

La sentencia proferida por la Sala Penal de la Corte, corresponde a dos delitos que le imputó la misma fiscalía en julio de 2017 por los delitos de concusión y utilización de información privilegiada.

Los actos de corrupción se relacionan con el dinero que aceptó haber recibido en calidad de director anticorrupción, con el fin de beneficiar a Alejandro Lyons Muskus, exgobernador de Córdoba, en investigaciones que se adelantaban en su contra.

La Fiscalía indicó entonces que Moreno Rivera, al parecer se encontró entre los meses de febrero y marzo con el exgobernador Lyons, en la ciudad de Bogotá, para ofrecerle beneficios e información privilegiada de los casos que enfrenta, a cambio de dinero. En esta reunión el indiciado habría solicitado cien millones de pesos ($100.000.000).

Igualmente, con ese propósito, se estableció que el imputado habría recibido 10.000 dólares, durante una reunión sostenida en Miami (Estados Unidos) con el mismo Lyons Muskus.

Tras la imputación, Luis Gustavo Moreno Rivera aceptó cargos, sin embargo, el magistrado del Tribunal Superior de Bogotá no aprobó el allanamiento, debido a que en la intervención Moreno expresó sentirse presionado por distintos motivos. El magistrado consideró entonces que la aceptación de cargos no era voluntaria.

La condena proferida por la Sala Penal de la Corte se basó en la ponencia del magistrado Luis Antonio Hernández, en la que estableció que Moreno se allanó de manera anticipada a los cargos por los delitos de concusión y utilización indebida de información privilegiada.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *