Viviendas de uso familiar no pueden ser embargadas para pagar deudas: Corte Suprema

RAM / La Sala Civil de la Corte Suprema estableció, en un fallo histórico, que no se puede embargar una vivienda cuando es de uso familiar por una deuda que se adquirió después de la compra de ese predio.

La Corte tomó la decisión tras estudiar el caso de una mujer que había adquirido una deuda 10 años después de la constitución de la vivienda de familia.

El caso es el siguiente: a mediados de 2019, un juzgado había dado la orden de que se le quitara la garantía de vivienda familiar a una casa de una mujer en Bogotá, esto como consecuencia de no pagar una deuda. La mujer no aceptó esta decisión argumentando que el juez no había tenido en cuenta que se trataba de una vivienda familiar que tiene protección especial, según la ley 258 de 1996.

El caso llegó a manos de la Corte Suprema de Justicia, puntualmente a la Sala Civil, quien determinó que para pagar deudas no es posible embargar un bien de uso familiar. “El pretexto de una deuda personal no es motivo para levantar la habitación mentada, podría lacerar la garantía de vivienda digna, la cual es de carácter esencial, tanto así que en términos de la Corte Constitucional se aplica para todos”, dice la Corte.

“El prestamista puede colmar o hacer valedero el crédito adquirido con la demandada, por vías distintas a las de perseguir un predio destinado a la habitación de familia”, agregó.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *