La importancia de combatir el Bullying en los colegios

La lucha contra el bullying a nivel mundial cobra cada vez más fuerza e importancia. De acuerdo con el reciente informe de la ONG Bullying sin fronteras, en Colombia, entre octubre de 2017 y octubre de 2018, se registraron 2.981 casos graves. Esta cifra es alarmante sobre todo cuando se hace referencia al  “Bullying escolar”, ya que según  los resultados de la Encuesta Nacional de Salud Escolar, uno de cada cinco estudiantes reportó haber sufrido agresiones físicas o ser víctima de acoso escolar.

Por esta razón, el colegio bilingüe Eisenhower en su compromiso con la lucha en contra del bullying recopiló unas recomendaciones para evitar que más niños y jóvenes padezcan de este fenómeno social.

Seguimiento de las instituciones frente a los problemas que se presenten  

Lo primero y más importante cuando se presentan casos de bullying escolar, es reconocer el problema y tomarse en serio estos episodios. De acuerdo con la institución es vital establecer un plan de acción riguroso que permita brindar la atención  adecuada a la víctima de bullying y analizar el escenario en el que se está presentando esta situación. 

“Es importante no desconocer un caso de bullying que se presente. Los colegios, por ejemplo, tenemos la responsabilidad de ser los primeros en tomar las acciones correspondientes en caso de presentarse estas conductas, que en mayoría de los casos tienen una desaprobación por parte de los estudiantes. No decir o hacer nada es abrir la puerta a que más estudiantes sean víctimas de este problema global”, señaló Alvaro Suarez, Rector del colegio Eisenhower. 

Cabe destacar que  los protocolos que  deben activar las instituciones en caso de bullying se encuentran enmarcados en la ley 1620 del  2013 y en ellos se abarcan aspectos como la necesidad de  incorporar los procedimientos establecidos en la Ruta de Atención Integral para la convivencia escolar, los cuales deberán estar incluidos en el manual de convivencia. Además, se destaca  la obligación por parte de los rectores de reportar los casos de violencia escolar de acuerdo con la normatividad vigente y realizar el seguimiento correspondiente. 

Promover la tolerancia y la inclusión

Es importante que existan espacios en los que los estudiantes generen ambientes de tolerancia y respeto acompañados tanto del cuerpo docente de la institución como de profesionales especializados en la materia.

“Se tiene que promover y patrocinar espacios que movilicen la tolerancia y la inclusión. Entre más recursos se dispongan para que los estudiantes creen una cultura de respeto, menos casos de bullying se van a presentar”, dijo Suárez, quien destacó el papel que juegan las instituciones al incluir más jornadas de esta índole en el cronograma de actividades de los colegios.

 Convertir a los estudiantes en embajadores de la lucha contra el bullying  

Al convertir a los alumnos en principales embajadores de lucha contra el bullying, los estudiantes que no son víctimas ni victimarios directos del bullying, es decir, los “observadores”, tendrán más herramientas para sentirse involucrados y convertirse en agentes activos en contra de los maltratos a sus compañeros.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *