En medio de disparos se cumplió el funeral del asesinado Presidente de Haití

El funeral del asesinado presidente de Haití Jovenel Moise se vio empañado hoy por disparos, lo que obligó a delegaciones extranjeras a ponerse a resguardo, mientras su viuda denunció que el mandatario fue “abandonado y traicionado” y que murió por sus planes de ayudar a los desfavorecidos del país.

Foto / lenouvelliste.com

Momentos antes de que comenzara la ceremonia fúnebre, una multitud enardecida comenzó a insultar al jefe de la Policía Nacional, Leon Charles, al grito de “asesino, asesino”, reportó el diario Gazette Haití.

Tras eso, y ante el riesgo de desbordes, personal de esa fuerza lanzó gases lacrimógenos al gentío. La tensión curó varios minutos, con manifestantes acalorados, quemando neumáticos y basura en las calles aledañas.

La embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Linda Thomas Greenfield, salió del lugar después de que sonaron los disparos, a poco del comienzo de la ceremonia, según reportes de la prensa estadounidense.

La representante especial de ONU en Haití, Helen La Lime, hizo lo propio.

Los funerales de Moise -asesinado el pasado 7 de julio en su residencia en Puerto Príncipe- fueron organizados en Cap-Haitien, en el norte del país, de donde era oriundo del mandatario.

La ceremonia se llevó a cabo entre grandes medidas de seguridad, por temor precisamente a las protestas en un país devastado por la violencia y la pobreza.

En el lugar se exhibió el féretro de Moise, cubierto por la bandera nacional y rodeado de soldados.

Estuvo presente también la esposa de Moise, Martine Marie Etienne, que resultó herida en el ataque a su marido y fue curada en Miami, Estados Unidos. Después de los honores militares, la ceremonia religiosa se realizó bajo la dirección de cinco sacerdotes.

Flanqueada por guardaespaldas, periodistas y una multitud que gritaban “justicia, justicia”, Martine caminó hacia el escenario, se detuvo ante un retrato de su difunto esposo y luego recorrió el escenario cubierto de rosas blancas, aves del paraíso y claveles.

Martine Moise afirmó que su marido “conocía bien los vicios este sistema podrido e injusto” y se preguntó “qué había hecho para merecer ese castigo”. De todos modos, aclaró que no quiere “ni violencia ni venganza”. Fue “abandonado y traicionado”, añadió.

La ex primera dama recalcó que el presidente fue ultimado con “extrema crueldad y barbarie”, según reportó Gazzette Haiti.

En su discurso de despedida insistió con que Moise fue asesinado por sus planes de electrificar el país y su deseo de defender a los más desfavorecidos. “Perdimos una batalla pero no la guerra”, enfatizó la mujer visiblemente emocionada.

Antes que su madre, el hijo del asesinado, Joverlein Moise, habló en la misma dirección. Presentó a su padre como un hombre honesto que fue asesinado por los intereses de sectores.

“Se puede matar a mi padre pero no a sus ideas”, declaró el hijo mayor del presidente fallecido.

A su turno, Ariel Henry, el nuevo premier, prometió llevar ante la justicia a los asesinos de Moise y organizar elecciones presidenciales y legislativas, como requieren la población y la comunidad internacional.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *