¿Por qué fracasa un alcalde?

Varias son las causas:

1)Existe una descentralización a medias, amarrada desde el poder central, con insuficiencia de recursos frente a una montaña de responsabilidades, que en una maraña de normas jurídicas dispersas, ambiguas y contradictorias, enredan a los gobiernos locales,

2)Los gobernantes llegan a esos cargos sin la suficiente preparación para dirigir el destino de esas comunidades que cada cuatro años van a las urnas con nuevas esperanzas, pero a los 6 meses de posesionado el funcionario ya quieren revocarle el mandato,

3)La mayoría de estos funcionarios se vuelven prepotentes y engreídos por un poder que inventan en su cabeza, y que dificulta la comunicación con la comunidad y la concertación para una buena administración. Esta actitud del gobernante es directamente proporcional al grado de miseria del pueblo bajo su mandato,

4)No se dejan asesorar, y cuando lo permiten, se asesoran mal, se rodean mal, de los funcionarios menos capaces de la localidad. Al respecto, Richar C. Whiteley, (revista Gestión agosto de 2003), nos enseña que “el éxito profesional no depende de circunstancias externas, sino de actitudes, conocimientos y habilidades personales que permiten capitalizar hasta las situaciones más desafortunadas”,

5)No tienen agenda de trabajo, así que actúan reactivamente, según lo que se le presente en el día a día. Si les llega una tutela o les devuelven un cheque chimbo, reaccionan como locos sin ningún control emocional, verbal y hasta estomacal.

6)No planifican, no delegan, no escuchan, no participan, no comunican. Y frente a situaciones difíciles o de crisis, que casi siempre se presentan a diario en un ente lleno de problemas y con pocos recursos, no toman decisiones o deciden instintivamente y no racionalmente, guiados por la emoción y,

7)Frente al presupuesto público, actúan sin ninguna planeación estratégica, sin cultura de la organización, sin innovación alguna en su gerencia y esperando que el gobierno departamental o nacional los auxilie.

cuellofrancisco@gmail.com

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *