OPINIÓN / Autopista del Café y la unión de la región cafetera

Bernardo Mejía / Opinión

De la única manera que podemos salir adelante los tres departamentos de la región cafetera es juntándonos, solos y luchando cada uno por su lado es muy poco lo que podemos lograr. Por eso es muy importante resaltar la labor que están haciendo los tres gobernadores de ponerse de acuerdo en los proyectos regionales y luchar por sacarlos adelante.
Recientemente se dio un fallo de un Tribunal de Arbitramento que había convocado la nación contra el consorcio Autopista del Café debido a que consideraba que la concesión ya había expirado porque se habían obtenido los recursos estimados por el concesionario para su construcción.
El fallo determinó que la concesión debería de continuar hasta el 2027 y concilió que se disponía por concepto de excedentes que producía el funcionamiento de la vía una cifra aproximada a los $100 mil millones, a estos recursos se le deben adicionar los excedentes que dé la operación hasta el año 2027 -fecha en que finalmente se termina la concesión- que se calcula en una cifra cercana a los $15 mil millones anuales. 
Con base en los recursos disponibles los gobernadores de los tres departamentos se pusieron de acuerdo en las obras a ejecutar, que entre otras son las siguientes: el diseño de los accesos a los diferentes municipios del Quindío que se encuentran en la vía; la construcción de un puente en el sector de Postobón en Dosquebradas y una intervención vial que se hará al tramo entre los peajes de Tarapacá 1 y 2 y el Jazmín, con una nueva vía que conectara los dos peajes, donde se conformará un par vial, similar al que se tiene en el puente helicoidal y la bajada a Dosquebradas.
Como la concesión se termina en el 2027 se están estudiando cuáles serían las obras que le están haciendo falta a la autopista para que cada día el corredor vial entre las tres ciudades capitales funcione más eficientemente, para el efecto, los concesionarios están evaluando las obras que habría que construir y presentar una propuesta al gobierno nacional para poder desarrollarlas. 
Llegar de Manizales a Dosquebradas es muy cómodo y rápido, pero transitar por Dosquebradas o Pereira es muy difícil. El tráfico es muy congestionado. Sería muy importante que se pudiera construir una variante a Pereira para mejorar la comunicación vial entre Manizales y Armenia, lo mismo que construir la doble calzada entre La Romelia y El Pollo. 
Además de lo anterior se requiere la construcción de la doble calzada entre Chinchiná y el peaje de Tarapacá 2, las intersecciones de acceso a Chinchiná y Palestina y la doble calzada entre La Trinidad y La Manuela.
Para continuar con las obras que requiere el corredor vial Manizales-Pereira-Armenia hay que resolver quién y con qué recursos se va a construir la doble calzada de la vía entre Calarcá y La Unión en el Valle del Cauca. Como el Túnel de la Línea no se ha dado al servicio no se ha presentado la necesidad de esta obra, pero tan pronto este se dé al servicio los usuarios de esta vía pedirán la doble calzada. En este tramo se cuenta con un peaje cuyo recaudo ha sido muy importante para financiar las obras que se han construido en la Autopista del Café. 
Lo que hay que pedir por parte de la región es que la doble calzada Calarcá-La Unión la construya la nación y que se permita que los recursos del peaje de esta vía se sigan destinando para las obras viales que requiere la región. Sino no vamos a disponer de los recursos necesarios para construir las obras anteriormente mencionadas.
Finalmente, hay que tomar consciencia sobre el cuidado que se debe de tener al transitar el tramo entre Manizales y La Trinidad, vía que presenta una alta accidentalidad. Esta es una carretera de alta montaña y que su velocidad de diseño es de 40 km/hora. Igualmente, hay que lograr que se vuelva a recuperar la iluminación que tenía la vía, lo que también puede contribuir a mejorar los indicadores de la seguridad vial. 

http://www.lapatria.com/opinion/columnas/bernardo-mejia/autopista-del-cafe
Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *