Equipo que investigaría los orígenes del coronavirus no pudo ingresar a China

El director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que está “muy decepcionado” de que China no haya permitido la entrada al país de un equipo preparado para examinar las causas del coronavirus.

“Estoy muy decepcionado con esta noticia, dado que dos miembros ya habían comenzado sus viajes y otros no pudieron viajar en el último minuto”, manifestó el director general de la OMS en un seminario web de prensa quincenal.

“Hoy nos enteramos de que los funcionarios chinos aún no han finalizado los permisos necesarios para la llegada del equipo a China”, agregó Tedros.

El equipo debía haber visitado la ciudad china de Wuhan, donde apareció por primera vez el nuevo coronavirus en diciembre de 2019.

La investigación fue solicitada poco después del brote por varias naciones. Para diciembre de 2019 no se conocían casos del virus fuera de China. En contraste, ahora hay más de 86 millones de casos confirmados de COVID-19 en todo el mundo, con más de 1,86 millones de muertes relacionadas, según la Universidad Johns Hopkins, con sede en Estados Unidos.

“Me han asegurado que China está acelerando el procedimiento interno para el despliegue más temprano posible. Estamos ansiosos por poner en marcha la misión lo antes posible”, dijo.

En junio, el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que China tenía “control total” sobre la OMS, y alegó que “los funcionarios chinos ignoraron sus obligaciones de informar” al organismo de salud durante la pandemia y lo “presionaron” para “engañar al mundo”.

Mientras tanto, Mike Ryan, director ejecutivo de emergencias sanitarias de la OMS, dijo que la organización estaba operando en el entendimiento de que el equipo comenzaría el despliegue en China. “Vienen de lejos y atraviesan viajes difíciles”, sostuvo.

“Pero mientras tanto, quedó claro que no se habían obtenido las aprobaciones necesarias, específicamente en lo que respecta a la autorización de visas”, detalló Ryan. “Y no queríamos poner gente en el aire innecesariamente si no había una garantía de que su llegada a China fuera exitosa”, agregó.

Ryan dijo que el jefe de la OMS tomó medidas inmediatas y habló con altos funcionarios chinos “y les ha inculcado plenamente la naturaleza absolutamente crítica de esto”. “Confiamos y esperamos que este sea solo un problema logístico y burocrático que pueda resolverse rápidamente”, concluyó. Anadolu

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *