CRÓNICA / Un día metido con el paro de trabajadores en Pereira

IMG-20170516-WA0024(1)

REDACCIÓN ALVARO RODRIGUEZEs la “guerra” de las consignas que se escapan por calles y carreras. Mensajes “putos” contra el Gobierno. La marcha se resbala en medio de gritos y aglomeraciones en un país que estalla en lo social.

Pienso que la protesta merece una nota ajena al certamen de pasarela que anuncian. Al cantante de moda y al menú servido en decentes restaurantes.

Me llama la atención, el crecido número de mujeres que marchan al frente. Se repite el estribillo del malestar. Un hombre adulto se repite en un micrófono al lado de una garganta femenina joven,  profanando con verraquera y amor el acento sindical. Brisa ligera. Aguacero suave. Refresca. Banderas que se agitan.

EL DESTINO COLOMBIA

La plaza queda pequeña. El tráfico se detiene como murallas que alertan el destino nacional. Miradas de expectativa pero no de sueños.

Volvió la protesta que parece nunca irse de este país abarrotado de ironía y extermina sindicatos, trabajo, flexibiliza y empobrece.

IMG-20170516-WA0026

En contravía desde diferentes puntos, el reflejo de los carteles chillones que dicen muchas cosas sin renunciar a la lucha, a la protesta.

De igual a igual. En la defensa de sus intereses en un país ahogado en corrupción, no importa que la borrasca no cese en medio del diluvio que llena embalses pero que a la postre cobran la energía más cara….

LOS MENSAJES

Por la mañana y la tarde. Al mediodía y cuando cae el día que se desploma entre los mensajes duros de la noche.

Rostros conocidos, curtidos, dibujados con años al amparo de voces amigas y desconocidas. Que se uniforman para marchar. Jornadas de presagio que algo marcha mal en un país sin límite social.

Hoy Trump – Santos arreglarán lo imposible en un país en deuda con la paz social. El silencio no es el grito de las mayorías.

Pasacalles tenidos por jóvenes y hombres maduros. Hechos a manos con letra pulcra y pegados en litografías pero erguidos en la denuncia.

DEFENDER LO NUESTRO

Por mujeres y jóvenes aplicados en esa romería de “defender lo suyo”. Lo nuestro. El pan, el trabajo, la decencia, la cruel enfermedad de horarios mal remunerados que se encogen entre el silencio de muchos despachos privados y públicos. El salario.

IMG-20170516-WA0021

El país va en reversa, Sin matriz alguna que le permita recuperación económica y social. Perdóneme. El empleo vale huevo en un país  donde se entregan contratos de un mes, de dos y tres meses y a la basura…

El magisterio recorre largas jornadas y la movilización se extiende como un gusano de muchos tentáculos. A veces, en medio de la lluvia, un calor aparece y desaparece en medio de los parlantes humanos que se riegan como una sinfonía que se alarga en múltiples direcciones.

Es la alarma como una sirena que suena, que parece una corneta – denuncia: magisterio, INPEC, Bienestar, Ministerio del trabajo. La justicia.

El Ministerio del Trabajo dije. 8 sindicatos. 30 funcionarios que convirtieron en un bunker la ironía de marchar contra quienes les quita el sueño del trabajo y les recorta salario. ¡Qué ironía!

LA MANCHA DE LA PROTESTA

Se disuelve entre el murmullo. Los gritos apasionados. La voz que se quiebra. La multitud que se esparce. La mancha de la protesta.

Qué bueno que la marcha se tome las calles y la voz estalle denunciando las aberraciones del sistema…

Un día, entre el paro que crece.

TODAS LAS FOTOS / ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

IMG-20170516-WA0023

IMG-20170516-WA0027

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *