• Claves para convertirte en un especialista en fotografía para bodas

    A diferencia de otras profesiones, la carrera de fotógrafo de bodas no tiene un camino establecido. Es una especialidad donde el camino se hace al andar. Sin embargo, si no cuentas con una guía profesional sólida, es posible que, rápidamente, los desafíos se conviertan en obstáculos infranqueables y un día te encuentres preguntándote “¿Por qué salió todo mal?

    Si te interesa convertirte en un fotógrafo de bodas, sigue leyendo este artículo.

    El primer paso: edúcate

    Hay múltiples formas de conseguir esto: hacer un curso de fotografía, talleres, libros, blogs, youtube. Puedes hacer solo, a distancia o como más te convenga. Lo importante es que lo hagas. No alcanza solo con las intenciones. Saber el oficio técnico de la fotografía siempre marca la diferencia, y es la base de todo el negocio.

    No importa cuán grande sea tu esfuerzo de marketing, si las fotos son malas, no tendrás clientes. Aprender fotografía con un curso online es una excelente manera tanto de iniciarte como de mantenerte actualizado. La tecnología siempre está cambiando y surgen oportunidades de mejorar tus conocimientos, así que asegúrate de reservar tiempo y dinero para invertir en tu educación fotográfica.

    Haz red con otros fotógrafos

    No tengas miedo de comunicarte con otros fotógrafos. Puedes asistir  a reuniones y a eventos para establecer contactos con otros profesionales del rubro. Observa a los más exitosos en tu área, seguramente tienen algo que los distingue y hace únicos, intenta aprender de ellos, para poder buscar en ti tu talento.

    Si hay alguien en tu ciudad cuyo trabajo adoras, pídele  salir  a tomar un café. Te sorprendería lo dispuestas que están algunas personas a ofrecer su ayuda. Además, quizás obtengas un trabajo como asistente o algunas claves sobre el negocio fotográfico.

    Aprovecha todas las oportunidades de entrar en acción

    Asistir a sesiones fotográficas y a eventos como bodas y fiestas de compromiso es la mejor manera de comenzar tu carrera como fotógrafo de bodas. Esto te brindará la oportunidad de obtener experiencia práctica, echar un vistazo a cómo trabajan los profesionales establecidos y asegurarte de que realmente disfrutas todo el proceso de la fotografía de bodas antes de invertir en todo el equipo, la educación y los gastos comerciales necesarios. El puesto de “segundo fotógrafo” es un excelente escalón a partir del cual ganar experiencia.

    Ponerse en contacto con amigos y conocidos comprometidos

    Cuando estás comenzando, necesitas tener tu “bautismo de fuego” y fotografiar una boda real. De esta manera ganarás confianza en tu trabajo, ya sabrás que esperar la próxima vez que estés trabajando y tendrás fotografías tomadas en una boda real para mostrar a potenciales clientes.

    ¿Tienes un antiguo amigo de la universidad que se comprometió recientemente? Pregúntale si puedes tomar sus fotos de compromiso, y menciona que has estado trabajando con otros fotógrafos para crear un portafolio o publicar en tus redes. El marketing siempre es bienvenido. Es posible que quieran a alguien con más experiencia, pero si ha sido un segundo fotógrafo, puedes dirigirlos a tu portafolio y dejar que decidan por sí mismos. 

    Un gran porcentaje de mis clientes que hacen sesiones de compromiso reservan el mismo fotógrafo para sus bodas. Ten esto en cuenta y no descuides ninguna parte del proceso. Conseguir la sesión de compromiso, es un gran paso para conseguir la boda.

    Además, considera tener al menos un paquete de bodas que incluya la sesión de compromiso.

    Entrena tu trato con las personas

    En todas las situaciones, el carisma suma puntos. Recuerda que, aunque es un momento muy bello, planificar una boda conlleva grandes cuotas de estrés y preocupaciones. No siempre será fácil tratar con los futuros esposos. Para sentirte cómodo, puedes empezar creando una pequeña estructura de cómo quieres que vaya el encuentro, por ejemplo:

    Saludos

    Preguntar cómo se conocieron y otros detalles de su relación. Hazlos sentir especiales, pero no seas desubicado

    Hablar sobre la boda ¿Qué tipo de evento celebrarán? ¿Cómo imaginan sus fotos de boda?

    Mostrarles el portafolio (mientras ellos miran, puedes preguntarles más sobre sus intereses y deseos para el evento)

    Enseñarles la lista de precios. A nadie le gustan las sorpresas cuando se trata de deudas. Sé absolutamente claro sobre tus tarifas.

    Mostrar los ejemplos de álbumes. Siempre ayuda que las personas puedan tener una idea de cómo se verá el trabajo terminado.

    Lee junto a ellos el contrato. Sí, debes redactar un contrato. Solicita ayuda a un profesional o a un fotógrafo experimentado.

    Cierra la reunión: ya sea por sí o por no, siempre muéstrate cordial y respetuoso.

    Crea un sitio web para exhibir tu mejor trabajo

    Un buen sitio web es la mejor vidriera para tu trabajo. También ayuda tener conocimiento sobre SEO (posicionamiento en buscadores), ya que de esa manera las personas encontrarán tu página web cuando estén buscando ciertas palabras claves en la internet.

    Esmerate con la presentación de tu sitio web, recuerda que solo tienes unos siete segundos para lograr atraer la atención de un visitante, así que pon tu mejor trabajo primero.

    El SEO es importante para los fotógrafos. Tener un sitio web bellamente diseñado no tiene sentido, si nadie puede encontrarlo. Asegúrate de utilizar una redacción muy específica en las publicaciones del blog y en los títulos de las publicaciones, para que tu contenido aparezca en las búsquedas en línea.

    Si no tienes mucha idea sobre cómo crear un sitio web, cómo promocionar tu contenido y llegar a potenciales clientes, puedes hacer un curso online sobre este tipo de temas. Hay una gran variedad, puedes obtener más información aquí.

    Envía fotos a revistas especializadas en el tema

    ¡Una de las mejores maneras de dar a conocer tu nombre es enviar tu trabajo! Investiga revistas y blogs que creas que encajaría bien. Obviamente, no te aceptarán todas las veces, pero cuando lo logres ¡se sentirá increíble! Además, puedes usar esa publicación para promocionarte con  futuros clientes. Algunos fotógrafos también optan por regalar sesiones a influencers a cambio de ser promocionados.

    ¡Nunca te rindas!

    Puede ser que cuando comiences pongas todos tus esfuerzos e ilusiones en un proyecto y no veas llegar tu recompensa. No es sencillo empezar. Quizás tardes meses en conseguir un ritmo de trabajo que realmente te dé ganancias. Pero si esta es tu pasión y tu sueño, no te rindas. Una vez que la rueda comienza a moverse, todo será más fácil ¡Enfocate en tus objetivos!

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *