• Así es la transformación de la temida calle del Bronx en Bogotá

    El que fuera reconocido como uno de los lugares más peligrosos del mundo, la llamada calle del Bronx en el centro de Bogotá, es ahora un espacio para exposiciones que buscan la consolidación de la memoria y generar momentos de reflexión del porqué y cómo se llega a la degradación humana dentro de las sociedades contemporáneas.


    BOGOTÁ – Xinhua / La calle del Bronx fue el centro de expendio y consumo de drogas más grande de la capital colombiana, intervenido en 2016 mediante un gigantesco operativo policial.

    Seis años después, el Museo Nacional de Colombia y la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, con más de 150 objetos encontrados durante la demolición de las casas que hacían parte del antiguo expendio de drogas, inauguraron hoy miércoles la exposición «La Esquina Redonda: memoria, creación y cuidado en el Bronx Distrito Creativo».

    Andrés Góngora, curador de etnografía del Museo Nacional de Colombia y uno de los curadores de la exposición señaló a Xinhua que La Esquina Redonda, «es el eje articulador de todas esas memorias locales para que no se pierda la consciencia de lo que pasó en este lugar y para que la gente en graves condiciones de vulnerabilidad y pobreza pueda vincularse a proyectos artísticos y creativos».

    La exposición, compuesta por maquetas construidas por quienes habitaron el lugar, fotografías, vídeos y piezas de arte, se articula con el resto del proyecto iniciado en 2016 y según Góngora, «busca generar muchas más oportunidades de inclusión y también de empleo y trabajo para personas que trabajan en el sector cultural».

    «Esta iniciativa tiene que ver con la transformación de un territorio a partir del arte, la cultura y la creatividad, ver cómo un lugar que era de exclusión social, en su vivir muestra historias de amor, cómo vivían unas familias, muestra toda una historia cotidiana», dijo a Xinhua María del Pilar Maya, subdirectora de gestión del Bronx Distrito Creativo.

    Andrea Monroy Villamil, guía de exposición y quien habitó en la calle del Bronx durante su infancia y adolescencia, recordó que «estigmatizaron a toda esta gente que había allí como si todos fueran consumidores (de droga), pero no era así».

    «Había muchísimas personas que llegaban por el desplazamiento a través de la guerra que todavía existe hoy, porque la guerra contra las drogas parece de nunca terminar», precisó Monroy.

    Agregó que en la calle del Bronx «no solamente sucedieron cosas malas, las paredes demolidas encerraban historias de personas que luchaban por sobrevivir en medio de muchas problemáticas sociales. Yo siento que esta exposición es un homenaje para todas ellas».

    Góngora ahonda en que la exposición busca «comunicar las historias de las personas que habitaron este espacio, escucharlas para generar una reflexión de lo que ha llevado a esta sociedad a generar condiciones de grave marginalidad en ciertas poblaciones de Colombia y de Bogotá».

    La exposición se sustenta en letreros con el argot de los antiguos habitantes de la calle del Bronx, los relatos de quienes vivieron durante el apogeo de este lugar como foco de la criminalidad y la exhibición de piezas gráficas referentes a la cultura del Hip Hop que predominó durante esos años.

    La exhibición de retratos dibujados de habitantes de la calle del Bronx que desaparecieron tras la intervención policial y de quienes se desconoce su paradero, hace parte del homenaje a las víctimas del consumo o el tráfico de drogas y de la guerra que los diferentes gobiernos han implementado contra este flagelo en la sociedad colombiana.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.