• Solo el 22% de los jóvenes con acné consultan al médico

    De acuerdo con el Dermatólogo de la Clínica del Occidente Juan Camilo Parra, “el acné es la octava enfermedad más frecuente a nivel mundial, en un porcentaje del 9,4%”. Globalmente, más del 80% de la población joven sufre de acné y entre ellos, el 60% son hombres y el 40% son mujeres. “Después de la adolescencia es más frecuente en mujeres con un 75% y frente a los hombres con un 25%”, añade el experto. Datos en Colombia, muestran que la prevalencia oscila entre el 65 y el 70% de la población adolescente.

    Sin embargo, y a pesar de ser una enfermedad frecuente en el país, solo el 22% de los jóvenes reciben atención médica y muchos de ellos prefieren optar por remedios caseros. Según el doctor Parra, este tipo de prácticas pueden representar un empeoramiento de la condición. “Se debe evitar la aplicación de productos grasosos y el lavado excesivo de la piel, las comidas con exceso de azúcares, el uso de remedios caseros como limón, bicarbonato, aguas de hierbas y vaporizaciones y evitar los maquillajes grasosos que puedan tapar los poros”, asegura.

    Y es que frente al acné existen diversos mitos; algunos dicen que es producido por la falta de aseo, o por el consumo de comidas grasosas, mitos que son desmentidos por el doctor Parra. “El acné tiene diversas causas como el taponamiento de los poros, cambios hormonales, inflamación y algunas bacterias que viven en la piel, así mismo puede empeorarse por el consumo excesivo de azúcar, dulces, lácteos y harinas”, afirma.

    El consumo excesivo de azúcar, dulces, lácteos y harinas pueden ocasionar un empeoramiento del acné.

    Solo el 22% de los jóvenes que sufren de acné buscan atención médica, la mayoría de ellos son mujeres.

    Los expertos recomiendan evitar los remedios caseros tales como el bicarbonato, el limón y las aguas de hierbas, entre otros que pueden empeorar la condición.

    Cerca de un 8% de los pacientes con acné tienden a sufrir de depresión, relacionada directamente con la enfermedad.

    Existe otro mito en el imaginario colectivo y es que la enfermedad solo afecta a los adolescentes. Si bien es más común antes de los 21 años, hasta en el 50% de los casos el acné puede persistir en la vida adulta principalmente en las mujeres y su frecuencia tiende a disminuir con la edad.

    No existen tratamientos a corto plazo

    Al ser una enfermedad que afecta el aspecto físico de las personas, existe una necesidad de eliminarla lo más pronto posible, sin embargo, el doctor Parra asegura que no existen tratamientos a corto plazo y que pueden durar meses o años, dependiendo del nivel de gravedad de la enfermedad.

    “La recomendación más importante es siempre consultar con el médico para indicar el tratamiento más apropiado según las condiciones particulares de cada paciente como la edad, el tipo de acné, la localización de las lesiones, la gravedad, las enfermedades de base, etc.”, afirma el experto.

    En este sentido, al tratarse de una enfermedad que no se desarrolla de la misma manera en los diferentes pacientes, es importante entender los antecedentes de cada persona en particular para poder tratarla. Por ejemplo, en el 80% de los casos hay una historia de acné en los familiares de primer grado.

    Además, existen diferentes tipos de acné. El acné leve se presenta en el 66% de los casos, el acné moderado en el 33% de los casos y el acné severo en el 10% de los casos.

    “Aunque los pacientes con acné severo tienen más riesgo de desarrollar cicatrices, incluso aquellos con acné leve las pueden desarrollar. Así mismo aquellos pacientes con acné de más de 3 años de duración tienen más riesgo de desarrollar cicatrices, las cuales se presentan sobre todo en la cara y la espalda”, afirma el doctor Parra.

    Finalmente, es de vital importancia hacer seguimiento al acné, sin importar el nivel de gravedad del mismo pues, de acuerdo con el doctor Parra, el 8% de los pacientes que tienen acné sufren de síntomas depresivos relacionados con la enfermedad. “Vale la pena resaltar que si bien solamente el 22% de las personas que sufren de acné consultan a un médico, esta enfermedad se ha mantenido en el top 3 de las consultas más frecuentes a dermatología a través de los años”, concluye Parra.

    Compartelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *