• Revelan operación para depurar el Ejército de casos de corrupción

    RAM / La Revista Semana reveló detalles de la ‘Operación Bastón’, una misión de contrainteligencia del Ejército que dejó al descubierto casos de corrupción, que involucran a generales y oficiales.

    La operación agrupa misiones de trabajo desarrolladas por la contrainteligencia del Ejército durante varios años, con el fin de descubrir redes de corrupción al interior de la institución.

    “El título hace referencia a los bastones de mando que usan los generales, porque justamente por ellos, los oficiales de ese rango, iniciaron uno de los trabajos más serios y documentados de la historia reciente, para dar con las manzanas podridas”, dice un apartado de la revelación de Semana.

    Esa operación abarca cerca de 20 misiones de trabajo. Cada una lleva nombres claves como ‘Falange’, ‘Cóndor’, ‘Isidoro’, ‘Harel’ e ‘Iñaki’. En total suman más de cinco gigas de información, que contienen alrededor de 57.000 documentos, contratos, videos, entrevistas y soportes que respaldan las investigaciones.

    Semana afirma que en las investigaciones aparecen relacionados 16 generales, 128 oficiales entre los grados de capitán a coronel, también 122 suboficiales y cerca de 35 civiles.

    Frente al caso de la misión de trabajo ‘Harel’ se conoce que allí se recolectaron pruebas y testimonios, los cuales señalaban que un general vendía información a las Farc y a las disidencias.

    “En este aparece incluido el video de una guerrillera del frente 10, en el que, con lujo de detalles, cuenta cómo, dónde y cuándo le entregó $2.000 millones a ese oficial. Hace poco, antes que esa investigación llegara a su fin, ese general pidió el retiro”, añade Semana.

    La revista también señala que el Ejército puso muchas de estas operaciones de contrainteligencia en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación. Sin embargo, por diferentes razones la información que los militares entregaban a los fiscales se perdía.

    “Un ejemplo del primer caso aparece en la misión ‘Cóndor’, en la que investigaban a un general, así como a 12 oficiales, por proteger y trabajar con los grupos de minería ilegal y narcotraficantes del Clan del Golfo, que actúan en los departamentos del Valle, Cauca y Nariño. Por estos casos existían algunos radicados en la Fiscalía, y en uno de ellos aparecen los audios en donde les advierten a los uniformados involucrados tener cuidado porque la contrainteligencia militar los está investigando”, dice.

    La revista precisó que con el cambio de la cúpula en enero de 2019 la situación se transformó, y algunos de los mencionados e investigados que aparecen en la ‘Operación Bastón’ “echaron para atrás muchas de las reformas hechas a los sistemas de inteligencia. Comenzó una cacería para dar con quienes hicieron parte de esas investigaciones”.

    “Como resultado de esos cambios en inteligencia y contrainteligencia, gran parte de las misiones de trabajo de ‘Bastón’ quedaron congeladas el año pasado. Traslados, destituciones, amenazas y guerra sucia en contra de quienes participaron, o sencillamente eran sospechosos, de haber participado en las misiones de Bastón, se volvieron permanentes hasta el día de hoy”, apunta Semana.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *