• Recompensa de hasta $50 millones por captura de autores de ataques en Popayán

    Tras un consejo extraordinario de seguridad, el ministro de Defensa, Diego Molano, se ofreció una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información que conduzca a la captura de los responsables de la ola vandálica que se registró la noche anterior en la ciudad de Popayán y la cual, aseguró, fue promovida por las disidencias de las Farc.

    «El ataque a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía este viernes en Popayán, no sólo fue un acto vandálico. Buscaba afectar el desarrollo de la justicia. De la unidad hurtaron procesos de 38 indiciados del ELN y las Farc», precisó el jefe de la cartera de Defensa.

    El ministro reiteró el llamado a los colombianos para que denuncien todo acto vandálico, a la línea 3232729668, recordando que existe una recompensa hasta de $10 millones por información que conduzca a capturas de responsables de esas acciones criminales.

    También anunció una serie de medidas para restablecer el orden publico en la capital del Cauca, entre ellas el reforzamiento de los escuadrones antidisturbios, ESMAD.

    En una protesta por la muerte de una jovencita que denunció haber sido abusada sexualmente luego de haber sido detenida por unidades del Esmad, una turba atacó, saqueó e incendió la URI, la Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal y promovió otros hechos vandálicos que dejaron cuantiosas pérdidas materiales.

    El ministro de Defensa aseguró que «los ataques contra una URI, la Fiscalia y el Instituto de Medicina Legal en Popayán son actos terrorista».

    Añadió que además de atentar contra la institucionalidad, se robaron más de 50 armas.

    «Ofrecemos recompensa de $50 millones por información que nos permita ubicar a los responsables», precisó Molano.

    El ministro advirtió que «hay indicios de que detrás del ataque a la Unidad de Reacción Inmediata estarían disidencias de las Farc».

    El jefe de la cartera de Defensa anunció igualmente que para garantizar la seguridad de los ciudadanos, se trasladaron 6 secciones adicionales del ESMAD y 3 pelotones del Ejército Nacional a Popayán para la estabilización de la ciudad.

    Molano, junto con el ministro del Interior Diego Palacios, se trasladó a la capital del Cauca por orden del presidente Iván Duque para atender la grave situación de orden público.

    En el consejo extraordinario de seguridad intervino también la cúpula militar y la Policía.

    «De la mano de las autoridades locales restableceremos el orden, luego de los hechos de vandalismo ocurridos anoche por manos criminales», indicó el ministro de Defensa.

    Añadió que «lo sucedido en Popayán anoche no es protesta social, no es movilización pacífica, lo que ocurrió en la ciudad fue una acción violenta contra la Fuerza Publica y la ciudadanía. Estos fueron actos planeados y financiados contra los payaneses, los caucanos y contra Colombia», puntualizó.

    Reseñó que por los lamentables hechos registrados la noche anterior, donde la sede de la URI en Popayán fue incinerada, hay 5 despachos afectados, que investigaban delitos sexuales, cámara Gessel laboratorio de PYP y había de 10 mil a 13 mil evidencias de procesos penales.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *