Petro evalúa declaratoria de emergencia económica nacional

Concluido el consejo extraordinario en Ipiales, Nariño, para atender la crisis de abastecimiento en el sur del país, el presidente Gustavo Petro afirmó que evaluará en los próximos días la declaratoria de emergencia económica nacional.

Explicó el mandatario que la decisión se tomaría la próxima semana, dependiendo de cómo resulten las medidas para ayudar a la población afectada por la falta de alimentos, agua y combustible, entre otros productos.

«Haremos una evaluación después de una semana y dependiendo de los resultados, haremos una nueva reunión para valorar la declaratoria de una emergencia nacional económica», dijo el Jefe de Estado en rueda de prensa.

Sobre las medidas, una de ellas es el precio fijo para la gasolina, en $8.916, y el diésel, que quedó en$8.396, que ha sido uno de los principales problemas en el sur del país.

«La dificultad para traer gasolina a la región determinó un incremento especulativo de precios. Nosotros hemos decidido ponerle fin a eso en los precios que, consultando el encarecimiento de  flete y dificultades, nos parecen los normales», afirmó.

Agregó que aumentará el transporte marítimo de combustible: «Hay un barco ya cumpliendo esa función entre Buenaventura y Tumaco. Llega mañana exactamente a las 3 de la tarde. Esto se mantendrá de manera continúa hasta que cese la emergencia».

Otra medida será la compra de cosechas en Nariño que serán enviadas a zonas con mayores índices de hambre, además de adquirir tierras para las familias damnificadas, que previamente fue anunciado por Petro.

«Queremos que cada familia que antes del desastre tenía media hectárea como propiedad pase a tener cinco hectáreas de tierra fértil y pueda iniciar un proceso de mayor prosperidad familiar y productiva de la región», afirmó el mandatario.

Otro punto es que el gobierno pagará los fletes del transporte de productos menos perecederos de Nariño, «de tal manera que salgan gratuitos para los productores agrarios en el departamento».

«Nuestro Gobierno asume los fletes si logramos un acuerdo con las asociaciones de transportadores sobre su valor y monto», explicó el Jefe de Estado.

También aseguró que instalará una mesa de diálogos con el sector lechero, otro de los más afectados por el cierre vial, donde uno de los objetivos es comprar más de 400.000 toneladas de leche y sean transformadas «para llevarla a los programas contra el hambre».

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *